Primer cargamento de ayuda humanitaria de la Cruz Roja Llegó a Venezuela

0
101

Luego de que Nicolás Maduro negara constantemente la crisis que existe en Venezuela, finalmente  Un primer cargamento de ayuda humanitaria llegó este martes a Venezuela encabezada por la Cruz Roja Internacional. Sin embargo, políticos y defensores de derechos humanos temen que el régimen chavista use los insumos a su conveniencia; de allí la importancia de que exista seguimiento y contraloría.

“Confirmada” la llegada de ayuda humanitaria, corroboró la fuente en condición de anonimato. El envío incluye fármacos e insumos médicos, en severa escasez en el país petrolero.

Cajas de cartón con los símbolos del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja eran subidas a un camión con un montacargas en el aeropuerto internacional de Maiquetía, que sirve a Caracas, según imágenes difundidas en redes sociales.

En el operativo participaba personal de la Cruz Roja Venezolana, según videos.

Venezuela padece una grave escasez de medicamentos e insumos hospitalarios, en medio de la peor crisis económica de su historia moderna y denuncias de corrupción en el sector de la salud.

Maduro anunció el pasado 10 de abril un acuerdo con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para que Venezuela reciba “ayuda humanitaria”.

El gobierno y el CICR acordaron “trabajar conjuntamente con los organismos de la ONU para traer a Venezuela toda la ayuda de carácter humanitario que pueda traerse”, dijo entonces el mandatario.

Maduro, quien niega que el país sufra una crisis humanitaria, dijo que la cooperación debe gestionarse “sin politiquería, sin politización farsante y por los caminos de la legalidad y el respeto”.

Previamente, el líder opositor Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino, reivindicó como un logro que Maduro hubiera accedido finalmente a permitir la asistencia.

Guaidó intentó el pasado 23 de enero ingresar donaciones de Estados Unidos en alimentos y medicinas a través de las fronteras con Colombia, Brasil y Curazao.

Sus gestiones fracasaron, pues la Fuerza Armada -considerada el sostén de Maduro- impidió el ingreso de los cargamentos, por orden del mandatario socialista, que denunció el operativo como una excusa para una intervención militar de Estados Unidos.

La Federación Internacional de la Cruz Roja había anunciado el pasado 29 de marzo que a mediados de abril iniciaría la distribución, en una primera fase, de ayuda para unas 650,000 personas en el país.

La operación será “similar” a la que se lleva a cabo en Siria, señaló entonces Francesco Rocca, presidente de ese organismo, respecto a la envergadura de la asistencia.

Detrás del envío de ayuda humanitaria de la Cruz Roja existe el temor de que la dictadura haga uso de los insumos para obtener fines políticos y manipular a la ciudadanía.

De hecho, la eurodiputada Beatriz Becerra hizo eco de la noticia y advirtió que el régimen de Maduro se ha encargado de “administrar el hambre y la desesperación en su provecho”, y asomó que quizás esta oportunidad no sea la excepción.

A juicio de la parlamentaria europea, Maduro también aplicará esta administración con la ayuda humanitaria, “sin haber pedido perdón por negarla y por provocarla”. Consideró que Maduro repartirá miserias “para comprar voluntades”.

Por su parte, la abogada Rocío San Miguel, defensora de derechos humanos, señaló a través de su cuenta en Twitter que existe la posibilidad de que la dictadura incumpla los acuerdos. Espera que a la hora de la distribución exista imparcialidad y neutralidad, tal y como lo establecen los principios del movimiento internacional de la Cruz Roja

Fuente: El Nuevo Herald/Panam Post