Rescatistas en Filipinas buscan supervivientes tras un terremoto que dejó 16 muertos

0
25

Los equipos de rescate en Filipinas buscan señales de vida bajo los escombros de un edificio comercial de cuatro pisos después de que un fuerte terremoto sacudiera la isla más grande del país, matando al menos a 16 personas.

Se estaban utilizando excavadoras y perros de búsqueda en las tareas de rescate, en las que participan decenas de bomberos, militares y civiles, que intentan mover trozos de hormigón en un área comercial de Porac, unos 110 kilómetros al norte de Manila, donde un terremoto de magnitud 6,1 dañó varios edificios el lunes.

Dos personas fueron rescatadas en esta zona el martes, sumándose a las siete vivas y las cuatro muertas que se encontraron durante la noche entre los escombros de un supermercado ubicado en una planta baja, matando a cinco personas. Otras siete personas murieron en otros puntos de la ciudad.

Otro terremoto más fuerte con una magnitud de 6,5 golpeó en la isla de Samar, en el centro de Filipinas, el martes por la tarde, pero no se han registrado heridos ni daños importantes.

La agencia nacional de desastres dijo que el terremoto del lunes hirió a 81 personas y dañó 29 edificios en la isla de Luzón, y 14 personas se encuentran desaparecidas.

La mayoría de las muertes se han producido en la provincia de Pampanga, donde el gobernador dijo que se realizarían investigaciones para determinar por qué solo se dañaron ciertos edificios mientras que otros estaban intactos.

El terremoto, que se produjo a las 5 pm hora local (0900 GMT) del lunes, se registró inicialmente con una magnitud de 6,3, pero el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) lo revisó posteriormente para situarlo en 6,1.

Filipinas se encuentra en el “Cinturón de Fuego” del Pacífico, una región de elevada actividad sísmica los bordes del Océano Pacífico, con numerosos volcanes y fallas.

Fuente: reuters