Hombre de West Palm Beach fue sentenciado a larga condena por tráfico sexual

820

Un hombre de West Palm Beach fue sentenciado a 15 años de cárcel en una prisión federal por obligar a una adolescente a tener relaciones sexuales con hombres unas 15 veces al día.

Steven Snipe, de 27 años, fue sentenciado el 1ro. de mayo tras haberse declarado culpable de un cargo de tráfico sexual y otro cargo de pornografía infantil.

Según documentos judiciales, la policía de Boynton Beach encontró a la frágil jovencita de 15 años —de cinco pies y tres pulgadas de estatura— con la cara hinchada y amoratada, y con heridas en la boca después que Snipe la golpeó y la lanzó contra una pared el 29 de junio de 2017.

A la semana siguiente, ingresada en un hospital, la muchacha le narró a la policía cómo terminó bajo el brutal control de Snipe. Cuando vivía en un albergue para menores de edad en Lake Worth, dijo, fue a un parque del área en busca de drogas para satisfacer su adicción.

Los dos contactos que tenía no le consiguieron lo que buscaba, pero llamó a dos hombres llamados “Blue” y “Kilo”. Como indicaban sus apodos callejeros, los hombres podían darle a la chica lo que ella quería. Pero los hombres usaron las drogas para esclavizarla, obligándola a prostituirse en automóviles cerca del área de Lantana Road y también mediante “citas por teléfono”.

“Todos los días, ella le daba a Kilo y a Blue todo el dinero que ganaba en sus actividades de prostitución y, a cambio, ellos le pagaban su adicción a la cocaína en piedra y a la heroína para de este modo mantener su motivación para trabajar”, de acuerdo con los documentos judiciales.

Kilo y Blue trabajaban desde un Motel 6 en Lantana. Cuando en una ocasión trató de escapar, Blue la regañó y la golpeó. Fue entonces que Snipe llegó a “rescatarla”, y le dijo a Blue que “quizás debería tratarla mejor” y se la llevó a su habitación en el Motel 6.

Ella no sabía que Snipe y Blue eran amigos, a tal punto que el auto en el que Snipe la condujo por la zona era realmente el de Blue. Snipe trató a la jovencita como su novia, halagándola, y regalándole ropa, invitándola a comer, a distintos entretenimientos y hasta le regaló un celular LG. pero también se le intercambiaba por drogas, “sacándola de la adicción a la heroína y dándole la droga conocida como “molly”.

La chica le dijo a la policía “que molly tenía como efecto que se sintiera erótica. La víctima y Snipe comenzaron a tener una relación y de inmediato empezaron a tener sexo varias veces al día”. Snipe le abrió cuentas de Facebook, Snapchat e Instagram. Tomó fotos de ella con ropa que le había comprado, en posturas donde buscaba parecer sexy, y después sin ningún tipo de ropa.

Backpage.com todavía no había sido cerrada, y Snipe le dijo que colgara un anuncio, diciendo que tenía 19 años. la joven le dijo a Snipe su fecha de nacimiento, de modo que a menos que sea terriblemente malo en Matemáticas, sabía que ella tenía 15 años.

“Cuando trabajaba como prostituta para el acusado en el Motel 6 , Holiday Inn Express, y Super 8 Motel del área de Lantana, los cargos eran $200 por una hora, $150 por media hora y $80 por una visita rápida”, dijo la Fiscalía en los documentos de la sentencia. “La víctima dijo que promediaba diariamente unos 15 clientes, y en ocasiones, llegaba a una cantidad máxima de 20 clientes al día.

Cuando se mudaron a un hotel Marriott en Boynton Beach, los cargos pasaron a $250 por hora, $150 por media hora y $100 por una visita rápida. A cualquier cliente que quisiera una sesión de dominación se le cobraba $250 por hora con un mínimo de dos horas, aunque por lo general, la sesión duraba entre tres y cinco horas”.

Snipe se tornó violento en el Marriott, según los documentos. La hacía trabajar 24 horas diarias, y solo le permitía tomar pequeñas siestas entre un cliente y otro. La chica le dijo a la policía que le robaba dinero a clientes y pedía comida al servicio de habitaciones cuando Snipe no estaba por allí. Snipe la violaba cuando dormía, dijo la joven.

La última vez que lo hizo, fue el mismo día que la golpeó, lo que hizo que ella llamara al número de emergencia 911. En su teléfono celular, la muchacha tenía fotografías y videos de ella teniendo sexo, de ahí la condena a Snipe por pornografía infantil.

Fuente: El Nuevo Herald