Joven que sufrió varias agresiones sexuales falleció tras solicitar eutanasia

354

Noa Pothoven, era una joven de 17 años que había sufrido repetidas agresiones y violaciones sexuales a temprana edad. Pothoven, a los 16 años, dio a conocer su autobiografía, donde compartió su lucha contra el estrés postraumático, la depresión y la anorexia que venía sufriendo durante años.

Sin embargo, la joven no resistió más y falleció el día domingo por suicidio asistido (eutanasia) en una clínica especializada de los Países Bajos. Antes de morir, la joven explicó a sus seguidores en Instagram que su decisión fue reflexionada durante mucho tiempo.

Además, indicó que había dejado de comer y beber hace un tiempo. “Después de años de lucha, mi lucha se termina. Después de muchas conversaciones y evaluaciones, se decidió que seré liberada, porque mi sufrimiento es insoportable”, aseguró en su publicación. “En realidad no he estado viva desde hace ya mucho tiempo; sobrevivo, y ni siquiera eso. Respiro, pero ya no vivo”, añadió.

Sus últimos días los pasó rodeada de su familia y de sus seres queridos. “El amor es dejar ir, en este caso”, escribió también Noa, cuya muerte fue confirmada al periódico neerlandés De Limburger por su hermana.

A los 16 años, Noa Pothoven se dio a conocer al publicar su autobiografía, con la cual quiso compartir su lucha contra el estrés postraumático, la depresión y la anorexia que venía sufriendo durante años.

Foto: MailOnline

Bajo el título de “Ganar o aprender”, Noa contó en ese libro que había sido agredida y violada sexualmente a una edad temprana. Por vergüenza y miedo, ocultó el abuso sexual durante mucho tiempo. Según confesó, intentó sobrevivir a pesar de sus problemas psicológicos pero, tras luchar cuanto pudo, comprendió al final que no le sería posible.

El libro de Noa ganó varios premios literarios. A través de esa obra, la adolescente quiso hacer una contribución para mejorar la ayuda dirigida a jóvenes psicológicamente vulnerables que luchan intensamente por sus vidas. Noa denunció que en los Países Bajos no hay una institución especializada a donde puedan acudir chicas o chicos que hayan sido víctimas de agresión sexual, a fin de recibir el apoyo físico y psicológico que necesitan. Por su parte, su madre, Lisette, ha señalado además que en esa nación europea el cuidado juvenil es un área fragmentada y calificó de “enloquecedoras” la burocracia y las listas de espera.

Foto: MailOnline

Según el medio neerlandés, el viernes pasado una integrante del Parlamento, Lisa Westerveld, visitó a Noa en la clínica para despedirse. “Noa era increíblemente fuerte y muy abierta. Nunca la olvidaré. Continuaremos su lucha”, aseguró.

Fuente: Noticias 24.