Dueo de Club de Fetiches Sexuales fue condenado por homicidio

310

El propietario de un Club de Fetiches Sexuales de Miami fue condenado por estrangular a su compaera de cuarto y luego tirar su cuerpo en la calle.

Los jurados deliberaron solo una hora este mircoles (28.06.2019) antes de condenar a Luis Moya, de 52 aos, de asesinar a Ana Rosa Moreno, de 21 aos, a quien conoci en Craigslist. Se enfrenta a cadena perpetua y ser sentenciado el 19 de julio, reporta el Miami Herald.

Moya sola dirigir el club de fetiches Hammer & Nails en Wynwood, un calabozo y un estudio fotogrfico para los clientes que participan en juegos de rol con bondage. El club contaba con equipos de descarga elctrica, jaulas e incluso un atad.

En un perfil en el Miami New Times en 2016, Moya promocion al club como un espacio seguro para las personas que disfrutan de ?BDSM?, un acrnimo de bondage y sadomasochismo.

A los jurados no se les permiti saber sobre el trabajo de Moya con el club.

Segn la informacin del?Miami Herald?en el juicio, escucharon que estrangul a Moreno, quien trabajaba en un concesionario de automviles y vivi un tiempo con l en su casa de Kendall. Moya le haba mentido, diciendo que solo tena 37 aos y era un rico hombre de negocios brasileo.

En el juicio, los fiscales dijeron que Moya se enfureci con Moreno despus de que ella se mud.

Su cadver fue descubierto en la carretera en el bloque 2900 de Southwest First Avenue a primera hora de la maana del 15 de diciembre de 2018. Al principio, la polica crey que haba tomado una sobredosis de drogas, hasta que una autopsia revel que haba sido estrangulada, apunta la nota del Herald.

De acuerdo al medio miamense, Moya admiti ante los detectives de homicidios que esa noche regres a su casa. Afirm que ella le exigi dinero y luego le pidi que la dejara en The Roads, un vecindario de Miami. Al principio, l admiti que la llev all, pero afirm que sali, se subi al auto de otra persona y se fue.

Sin embargo, los fiscales Suzanne Von Paulus, Sarah Waters y Stewart Hedrick le mostraron al jurado un video de vigilancia que lo mostraba sobre su cuerpo, y que l se alejaba en su Honda Accord. Cuando la polica le mostr el video, Moya cambi su historia y neg que el auto en la grabacin era el que estaba conduciendo, resea Miami Herald.

El estado tambin present registros de peaje que lo muestran conduciendo desde Kendall a Miami, mensajes de texto que describen sus intercambios de enojo y sus bsquedas en Google que lo llevaron a desactivar el GPS en su auto antes de desechar el cuerpo. Nunca admiti haberla estrangulado.

En el juicio, los abogados defensores atacaron la investigacin del departamento de polica por insuficiente, sin pruebas que demuestren que realmente mat a Moreno.

Fuente: Miami Diario