Macri sufre contundente derrota en primarias de Argentina

0
101

El mandatario argentino, Mauricio Macri, reconoció su derrota en las elecciones primarias celebradas este domingo en Argentina. Hemos tenido una mala elección y eso nos obliga a partir de mañana a redoblar los esfuerzos. Duele que no hayamos tenido todo el apoyo que esperábamos, dijo el mandatario.

Con el 88,17 por ciento de las mesas escrutadas, Alberto Fernández obtuvo un 47,34 por ciento de los sufragios, seguido por Macri, que cosechó el 32,25 por ciento, y Roberto Lavagna, con el 8,41 por ciento, según se refleja en la página de internet del Gobierno.

El inicio de la difusión de los datos estaba previsto para las 21:00 hora local, (00.00 GMT), pero a las 22:16 (01.16 GMT) todavía no se difundían datos, sin ninguna explicación oficial, lo que creó una fuerte controversia en el abanico opositor, que exigió explicaciones por parte del Gobierno y la divulgación del recuento.

Junto a Macri se encontraba parte de su equipo, entre ellos, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal –que opta por la reelección– y el alcalde de la capital, Horacio Rodríguez Larreta, quien ya había hablado al comienzo de la noche y que, según trascendió, fue el más votado en las primarias locales.

Macri remarcó que «hay que ir hacia el futuro» y «vivir en un sistema donde se fortalezca «aún más la institucionalidad» y la «democracia». «Trabajemos juntos para la elección de octubre, que es donde se han de decidir tal vez los próximos 30 años de Argentina», consideró.

Alberto Fernández: «Empezamos a construir otra historia»

Por su parte, el peronista Alberto Fernández afirmó que los argentinos empiezan «a construir otra historia». «No venimos acá a restaurar un régimen, venimos acá a crear una nueva Argentina, que tome en cuenta las mejores experiencias, que termine con este tiempo de mentiras y le dé a los argentinos un horizonte mejor para el futuro. En esa Argentina, todos tienen lugar», dijo Fernández en un multitudinario acto en Buenos Aires, en el búnker del Frente de Todos.

«Estábamos seguros de que Argentina necesitaba terminar con este tiempo y continuar otra historia. Hoy, los argentinos empezamos a construir otra historia», señaló Fernández a sus seguidores, que le recibieron al ritmo de «¡presente, presente, Alberto presidente!».

El triunfador de la noche valoró que «finalmente Argentina escuchó el mensaje», que decía que a su formación política le importa la educación publica, cuidar a las pymes, rechazar la reforma laboral que planea Macri y que los «abuelos tienen derecho a tener salud y un ingreso como corresponde».