Aprende a usar el tono de base adecuado para tu piel

187

¿Cuántas de nosotras no ha ‘sufrido’ tratando de encontrar el tono ideal de base para nuestra piel? A veces puede resultar todo un desastre: unas bases son demasiado blancas, y quedas automáticamente como un mimo; otras son muy oscuras y luces como si estuvieras de vacaciones en El Caribe; mientras que otras te dejan la piel acartonada o con exceso de brillo.  

Primero debemos identificar el subtono natural de la piel: Cool, Warm o Neutral. El subtono Cool (frío) aplica para pieles que se queman o se enrojecen con facilidad; el Neutral es para pieles que aunque puede que se quemen un poco, luego se intensifica el tono oscureciéndose; y el subtono Warm (cálido) es para aquellas pieles que aunque no se quemen, se broncean y cogen un tono bronceado con facilidad.

Una vez conozcas el tono natural de tu piel y el subtono, es momento de encontrar el color ideal que realzará tu belleza. Los números más bajos representan los tonos más claros y los números más altos representan los tonos más oscuros.