Peste Negra: se confirma un tercera persona infectada en China

0
124

En esta ocasión, el paciente es un hombre que comió carne de conejo salvaje.

La mortal Peste Negra o Peste Bubónica se asoma de nuevo en China, con el tercer caso confirmado, esta vez en la región autónoma de Mongolia Interior.

Este registro aparece luego que los funcionarios de salud del país asiático indicaran que el riesgo de brote es mínimo. Se trata de un hombre de 55 años, quien recibió el diagnóstico después de haber consumido carne de conejo salvaje la primera semana de noviembre.

Los dos primeros casos de Peste Negra en China surgieron en esta misma región a comienzos de noviembre. Ambos fueron puestos en cuarentena al ser diagnosticados.

No se ha encontrado evidencias que vinculen estos casos con el más reciente en Mongolia Interior, dijeron las autoridades de salud de esta región autónoma.

Alerta por la Peste Negra

El tercer paciente con Peste Negra en China se encuentra igualmente aislado y recibiendo el tratamiento adecuado en un hospital en Ulanqab.

Otras 28 personas que mantuvieron contacto cercano con este caso, también fueron puestas en aislamiento y bajo régimen de observación, sin presentar síntomas sospechosos, informó la comisión de salud de Mongolia Interior

A pesar de que han sido pocos casos los reportados en China, recordamos que en 2014 un residente de Yumen fue víctima de la Peste Negra, lo que ocasionó el cierre temporal del noroeste de esta ciudad.

Por otro lado, preocupa a las autoridades el incremento de roedores en Mongolia Interior a consecuencia de fuertes sequías.

Antecedentes

La pandemia que azotó a Europa durante el siglo XIV no ha desaparecido del planeta. La Peste Negra o bubónica es la forma más común de epidemia en todo el mundo.

Es provocada por una bacteria llamada Yersinia pestis, que habita en animales pequeños y en las pulgas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si esta enfermedad contagiosa avanza hasta los pulmones, se convierte en peste neumónica, un estado que amenaza aún más la vida del paciente, señala la OMS.

Fuente: fayerwayer.com