Dile adiós al vello con depilación definitiva

0
287

La Depilación Definitiva es la salvación de la estética corporal para muchas personas que luchan contra el vello no deseado. Ofrece la posibilidad de erradicar gran cantidad de pelo de diversas zonas del cuerpo y el rostro, evitando que vuelva a crecer.

Los diversos sistemas de depilación definitiva van erradicando el pelo de forma progresiva hasta conseguir su casi desaparición. La efectividad de los mismos va desde un 80 a 95%, y este resultado fluctúa de acuerdo al tipo de pelo, características personales, factores hormonales, género, etc.

Sobre este punto hay que hacer una salvedad. El crecimiento del vello está ligado a los cambios hormonales y a las características personales, por lo que puede suceder que después de, por ejemplo un embarazo, el pelo depilado vuelva a aparecer pero siempre será mucho más escaso y débil que antes.

Es por ello que se requieren de sesiones de mantenimiento cada cierto tiempo, con el fin de mantener la depilación en óptimas condiciones.

Hay muchas alternativas de depilación definitiva, cada uno de los sistemas actuales son efectivos pero no para todo mundo. Esto quiere decir que la eficacia de uno u otro método dependen de que sea aplicado en la persona indicada.

Tipos de depilación definitiva

Luz pulsada IPL

El IPL hace uso de un haz de luz policromático capaz de moverse en varias direcciones, por lo que puede abarcar grandes superficies de piel.
Por sus cualidades es idónea para erradicar el vello masculino y pelos de diverso calibre. Puede quitar el vello de mediana coloración a oscuro, pero no se puede emplear en casos de pelo rubio muy claro, blanco o pelirrojo.
Se puede usar con seguridad en pieles claras, nunca bronceadas u oscuras. El IPL debe aplicarse en invierno porque puede foto sensibilizar la piel, se requieren unas 3 a 4 sesiones para eliminar un 80% del vello.

Los láser
La depilación con sistema láser se basa en la eliminación del vello mediante una termólisis selectiva que se efectúa sólo sobre los folículos pilosos. La luz emitida es de un solo color, en la que los fotones viajan en la misma longitud de onda y se desplazan en línea recta.

Laser Soprano
Es uno de los sistemas de depilación más empleados actualmente debido a su gran efectividad, seguridad y a que genera muy pocas molestias. Elimina el vello no deseado mediante pulsos altos y repetitivos de energía, el cabezal del aparato puede pasarse varias veces por la misma zona, lo que acelera el proceso de depilación. Es el sistema depilatorio más indicado para la eliminación del pelo en pieles morenas o bronceadas, no siendo tan eficaz en pieles muy blancas. Siempre es necesario rasurar el vello la noche previa a la sesión, y el pelo se cae pasados 10 días de la aplicación.

Láser Alejandrita
Es un sistema depilatorio de pieles que van desde el fototipo I al IV, con vello grueso, oscuro, poco profundo e incluso residual. La ventaja que presenta este sistema es que puede adaptarse a las condiciones del caso, por ejemplo el de pulso corto se usa para pelos de poca profundidad y pieles sensibles de fototipo I al II como también en velos residuales del fototipo III al IV. En cambio, el láser Alejandrita de pulso largo es más indicado para depilación de zonas delicadas y con irregularidades como dedos de pies y manos, labio superior, piernas, ingle y axilas.

Laser Diodo
Es un sistema depilatorio poco empleado debido a que es bastante doloroso. De gran efectividad en el vello masculino y de pieles morenas hasta el fototipo VI, no siendo recomendable para pieles y pelos claros. Diodo de pulso súper largo: recomendado para pieles bronceadas y morenas con pelo grueso y profundo. Diodo modo super Hair Removal: utilizado para depilación de pieles muy oscuras con vello negro y bastante grueso.


La elección de un sistema depilatorio u otro depende de cada persona en particular, y en la mayoría de los casos se utiliza más de una técnica ya que el vello del cuerpo no es igual en cada sector.

Fuente Planetook