Disminución de tiburones puede ser una mala noticia para el ecosistema

0
60

Un informe reveló que la disminución en los ataques de tiburones en la costa del sureste de Florida mientras realizan su migración anual representa una posible señal de un ecosistema enfermo.

Los científicos de la Florida Atlantic University creen que las aguas costeras más cálidas (1,8 grados en la última década) entre Boca Ratón y Júpiter han desviado a los tiburones, deteniendo su viaje al norte del área o empujándolos más hacia el mar.

El experto en tiburones de la FAU, Stephen Kajiura, comenzó a rastrear la estancia anual de las puntas negras hace una década contando meticulosamente cada sombra en forma de pasas en las fotos tomadas durante los vuelos sobre la región mientras los tiburones se dirigían hacia el sur para el invierno.

La disminución en los números entre 2011 y 2019 ha sido casi del 60%, desde una abundancia máxima de tiburones de 12,128 hasta 4,955 el año pasado.

«Estos animales son importantes en el ecosistema y muchos tiburones son indicativos de un ecosistema saludable (…) Si echas de menos a los muchachos de la cima, de repente tienes el potencial de que las cosas están en desequilibrio», señaló Kajiura.

Las puntas negras se alimentan de carnada – eliminando a los enfermos y no saludables – en una cadena alimenticia que comienza con el zooplancton masticando el fitoplancton.

«Una gran cantidad de tiburones barriendo y limpiando la casa cada año es algo bueno», dijo Kajiura. Los tiburones punta negra comienzan a surcar las aguas del sureste de Florida a fines de enero, y las concentraciones más altas aparecen en febrero.

La escasez de tiburones punta negra cerca de la costa se incluyó en el informe anual de mordedura de tiburón publicado este mes por el Archivo Internacional de Ataques de Tiburón de la Universidad de Florida.

A pesar de los cambios en los patrones de migración de los tiburones de punta negra podrían ser la razón de la disminución, aún el estado de Florida mantiene el  primer lugar en el récord de ataques de tiburones con 21  no provocadas en 2019, aproximadamente un 34 % más bajo que el promedio de cinco años del estado.

Fuente: miamidiario.com