Científicos usan un virus para curar la ceguera y el cáncer

127
Mark Pennesi, M.D., Ph.D., who leads OHSU’s involvement in the trial, center right, looks on as staff at Oregon Health & Science University’s Casey Eye Institute perform the first-ever in vivo CRISPR gene edit procedure for the BRILLIANCE clinical trial. The study uses the gene-editing technology CRISPR to repair mutations in the CEP290 gene that cause a rare form of inherited blindness called Leber congenital amaurosis type 10. The trial is sponsored by Allergan plc. and Editas Medicine. (OHSU/Kristyna Wentz-Graff)

Estamos frente a un avance científico relativo a la salud que podría revolucionar todo lo que conocemos, y todo es gracias a un virus.

La ciencia aplicada a la salud no siempre se ve por un camino que todos podrían identificar fácilmente, muchas veces se deben tomar rutas que nunca se había pensando antes para poder llegar a resultados completamente nuevos y satisfactorios. Tal es el caso de la edición que genes que veremos hoy en día.

Edición sobre la marcha

Si bien, la idea de poder manipular los genes de un bebé para que este nazca sin enfermedades hereditarias ya se ha visto con anterioridad, esto es algo que se podría hacer solamente durante el momento de gestación o incluso antes. Pero este caso es completamente nuevo, pues nos muestra una edición de genes sobre un ser humano real y adulto.

Esto se está realizando por medio de una técnica de edición de genes conocida como CRISPR, la cual permite editar el mismísimo ADN de una persona con vida, de verdad.

Pero esto no es un sueño ni algo que tengamos que esperar a que ocurra dentro de unos años, pues ya se ha comenzado a utilizar en seres humanos. Unos de los casos más famosos recientemente es el de usar CRISPR para tratar la ceguera de las personas, así como para tratar distintos tipos de cáncer.

La manera en que esto se hace es por medio de la inyección de un virus inofensivo que ha sido programado para realizar cambios específicos en el ADN de quien recibe la inyección. Esto ayuda a que se reestructure el padecimiento mismo y que los pacientes recuperen la salud de maneras que se pensaba que era imposible.

Aún faltan muchos estudios a tomar en cuenta, pues a pesar de ser usado en muchos pacientes, parece que aún es muy pronto para llegar a comercializarlo o a siquiera pensar que es 100% efectivo, pero si esto continúa y evoluciona, seguramente veremos grandes avances en la medicina de todo tipo, cosas que mejorarán la vida de todos los seres humanos.

Fuente: fayerwayer.com