Comisionada solicitó seguir alimentando a niños tras cierre de escuelas

67

Después del cierre de las escuelas de Florida ante la propagación del nuevo coronavirus, la Comisionada estatal de Agricultura, Nikki Fried, solicitó permiso para seguir suministrando desayunos y almuerzos gratis o a menos costo a más de dos millones de niños de escasos recursos.

Fried dijo el sábado en una teleconferencia que es importante que el programa continúe mientras las escuelas están cerradas porque “para muchos (niños), estas comidas son las únicas comidas con las que pueden contar. Queremos asegurarnos de que ningún niño pase hambre mientras no hay escuela”.

Las 4,500 escuelas públicas de Florida permanecerán cerradas al menos hasta el 30 de marzo luego de que el Departamento estatal de Salud ha detectado 70 casos de COVID-19 y tres personas han muerto.

La División de Alimentos, Nutrición y Bienestar del Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor de Florida (FDACS) organizará llamadas de conferencia para proporcionar a los distritos escolares información sobre métodos alternativos para proporcionar comidas escolares a los estudiantes durante el cierre de escuelas.

El FDACS informó que trabaja con los distritos escolares en esos y está buscando exenciones del Departamento de Agricultura de EEUU para tener flexibilidad que permita a las escuelas, instituciones de cuidado infantil y organizaciones comunitarias proporcionar comidas a niños de bajos ingresos a través de el Programa de Servicio de Alimentos de Verano (SFSP) o la Opción de Verano (SSO) del Programa Nacional de Almuerzos.

FDACS es la agencia estatal que financia el programa de almuerzos escolares de Florida, a través de $1,300 millones en fondos federales.

Debido a las recomendaciones de que las personas no se congreguen en grupos grandes, algunos distritos pueden optar por dejar que los niños recojan sus comidas en la escuela y llevarlas a casa o incluso pueden dejar las comidas cerca de sus hogares usando los autobuses.

Y los distritos podrían dar a los estudiantes hasta una semana de comida a la vez para minimizar el contacto.

“Para millones de niños de Florida, las comidas escolares son las únicas comidas con las que pueden contar. Estamos trabajando estrechamente con los distritos escolares para garantizar que los estudiantes tengan acceso a comidas saludables y nutritivas mientras las escuelas están cerradas debido a COVID-19”, dijo Fried.

La decisión de servir comidas durante el cierre de escuelas recae en los distritos escolares, pero Fried dijo que los está alentando a que continúen brindando las comidas durante el cierre y dice que los padres y las familias deben comunicarse con los funcionarios escolares locales para ver si se proporcionarán comidas y dónde.

Según datos del Departamento de la Comisión de Agricultura de Florida en el curso escolar 2018-19, las escuelas sirvieron 286,734,316 almuerzos escolares, de los cuales 245,782,422 fueron gratis o de precios reducidos.

Estas escuelas atendieron a 2,908,335 estudiantes de Florida, de los cuales 2,089,852 fueron alumnos que recibieron almuerzos gratis o reducidos.

Fuente: El Nuevo Herald