Francia suspendió impuestos y pago de servicios y alquileres

113

El ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, ha presentado este martes un grupo de medidas para mantener a flote la economía durante la “guerra sanitaria” contra el coronavirus, basado en ayudas a las empresas más afectadas y garantías a los préstamos que previsiblemente necesitarán para sobrevivir.

Los ejes principales de este dispositivo -que llevará la deuda pública este año por encima del 100 % del PIB- son un paquete de apoyo con un valor conjunto de 45.000 millones de euros, garantías de préstamos por 300.000 millones y un plan para proteger las empresas francesas amenazadas, incluida su eventual nacionalización.

Estas son las principales medidas anunciadas por Francia:

– Aplazamiento de cotizaciones e impuestos directos (no entra el IVA) para las empresas en marzo, con la posibilidad de que se anulen después para las que estén en gran dificultad. Coste estimado de 32.000 millones de euros.

– Pago durante dos meses de la remuneración de asalariados cuyas empresas los hayan puesto en paro parcial. Coste estimado de 8.500 millones de euros. 

– Fondo de solidaridad para pequeñas empresas con menos de un millón de euros de facturación anual que hayan dejado de tener ingresos o los hayan visto reducidos en al menos un 70 %. El Gobierno calcula que serán 600.000 y recibirán 1.500 euros con una simple declaración. Los autónomos podrán acceder si es su actividad principal. Coste estimado de unos 2.000 millones.

– Aplazamiento para pequeñas empresas del pago de electricidad y gas, así como de los alquileres, solo si el arrendador lo puede asumir. No se aplicará a los particulares.

– El Estado francés garantizará préstamos a las empresas por valor de 300.000 millones de euros para que puedan mantener su tesorería. Estas garantías se suman a las que han dado a conocer Alemania e Italia, lo que permite al Eurogrupo anunciar globalmente un billón de euros.

– Se emplearán “todos los medios”, según Le Maire, para proteger a las grandes empresas francesas de posibles ataques en bolsa. Esto incluye la participación pública en sus capitales o incluso la nacionalización de las consideradas estratégicas.

– Prohibición por la Autoridad de los Mercados Financieros (independiente) de ventas al descubierto para 92 valores de la Bolsa de París. Le Maire está dispuesto a ir más lejos con una acción concertada europea para prolongar esa prohibición durante un mes.

Fuente: ElUniversal.com.co