Inician pruebas en EE.UU. y España para la vacuna contra el Coronavirus

0
92

Numerosos países están sumergidos en el proceso de obtener una vacuna contra el coronavirus.

En Estados Unidos, uno de los países metido en esta carrera científica (y económica), las cosas parecen estar avanzando a buen ritmo, reportó ElPolítico.

Según informan varias agencias de noticias la prueba clínica para una vacuna ya pasó a la fase de humanos.

Según un funcionario del Instituto Nacional de Salud (el organismo que, junto a la sede en Seattle del Instituto de Investigación en Salud Kaiser Permanente Washington, está financiando la operación), este lunes se le inoculó una dosis experimental de esta vacuna a personas para ver cómo responden.

Las autoridades sanitarias advierten que habría que esperar entre un año y 18 meses antes de que esté disponible para el público.

Estas pruebas clínicas se llevaron a cabo sobre 45 personas jóvenes y con buena salud. Según la información brindada, no hay riesgo de que estas personas contraigan el coronavirus porque las vacunas todavía no cuentan con una cepa del virus: las pruebas eran para ver si generan algún tipo de efecto secundario preocupante.

Si bien existen varios emprendimientos que buscan crear la primera vacuna contra el virus que por estas horas tiene en vilo al planeta, lo cierto es que no todas buscan crear el mismo tipo de vacuna. Existe la esperanza de que, en base a nuevas tecnologías actualmente disponibles, puedan desarrollarse vacunas más potentes, y en menos tiempo.

También se está apuntando a crear vacunas temporales, por un mes o dos, hasta que finalmente se llegue a una solución de largo plazo.

La Vacuna europea

Por otro lado, mientras comenzó a probarse este lunes en Estados Unidos una vacuna para prevenir el contagio con coronavirus, del otro lado del Océano Atlántico, en España, comenzó probarse una medicación en personas que ya están contiagadas para evitar que transmitan la enfermedad a otros.

Se trata de un cóctel que incluye un fármaco para la malaria y la artritis reumatoide y un antiviral que utilizan los pacientes con VIH.

Fue una idea del reconocido infectólogo Oriol Mitja y comenzó a probarse este lunes en el Hospital Germnas Trias de Badalona, un suburbio de Barcelona. Serán 199 personas que han dado positivas al test de coronavirus ls que tomarán el cóctel durante siete días. Mientras que 2.850 de sus contactos tomarán durante 4 días sólo el medicamento de la malaria.

“Nuestra hipótesis es que se puede reducir así la carga viral y, si lo logramos, podríamos llegar a romper la cadena de transmisión de la infección”, explicó Oriol Mitjà.

“Sabemos además que entre el 10% y el 20% de los contactos se infectarán, hasta un 15% entre los más cercanos, los familiares”, advierte Mitja.

SI la combinación del antiviral y la cloroquina es exitosa, indica el especialista, la persona infectada dejará de ser infecciosa en menos días y la progresión del coronavirus podrá frenarse. Mientras tanto, la medicación que se le dispensará a sus contactos pretende, primero, que no llegue a desarrollar síntomas, y a la vez que deje de ser infeccioso en esa fase presintomática, antes de saber que es positivo.

“A los positivos les haremos un seguimiento continuo porque creemos que puede dejar de ser infeccioso en 3 o 4 días; a los contactos, mediremos la carga viral a los 14 días. Sabremos muy pronto si da resultados y en tres semanas se podría decidir si lo usamos para colaborar en aligerar la contención”. afirmó Mitjà.

“Saber resultados tan pronto, en 21 días, y usando medicamentos largamente probados y de buen precio, permitiría extenderlo rápidamente para que los positivos infecten menos y para reducir el tiempo de confinamiento de los contactos. A falta de vacuna, podría ser una medida muy efectiva en cualquier país, incluidos los que no tienen manera de afrontar una epidemia como esta”, señaló Robert Fabregat, director de investigación del Departamento de Salud de Cataluña

¿Por qué dos medicamentos? “Porque actúan sobre el crecimiento del virus por dos vías distintas”, señaló Oriol Mitjà al periódico catalán. “Esa es una de las claves del éxito de los tratamientos antivirales en el VIH, atacar por varios frentes. El fármaco de la malaria, la hidroxicloroquina, “tiene dos efectos: por un lado inhibe la vía de entrada del virus a la célula y por otro actúa contra su crecimiento dentro de la célula. En varios estudios chinos ya se apunta este efecto. El antiviral, el Darunavir, tiene un efecto inhibidor de una enzima, la proteasa, que está dentro del virus y la ayuda a crecer”.

Los especialistas juzgarán la prueba como un éxito si logran que la transmisión se reduzca entre el 15% y el 5%. “Un 10% menos de contactos infectados podría llegar a romper la transmisión de la infección”.

España registró cerca de mil casos más de coronavirus en las últimas 24 horas, con un total de 8.744 casos confirmados, y 297 fallecidos, frente a los 288 del día anterior, informó este lunes el coordinador de emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón. El salto de domingo a lunes fue menor que el registrado el fin de semana, cuando entre sábado y domingo los casos escalaron en unos 2.000.

Fuente: MiamiDiario.com