Cierran hoteles de Miami-Dade pero las personas desplazadas aún no serán expulsadas

177

El Condado Miami-Dade está restringiendo las estadías en hoteles para ayudar a frenar la propagación del coronavirus, pero los huéspedes que no puedan regresar a casa o no tengan otro lugar adonde ir no serán expulsados a las calles.

En una orden emitida el sábado por la mañana, el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, dijo que los hoteles, moteles y otros negocios de alojamiento no pueden aceptar nuevas reservas, pero permitió una serie de excepciones, que incluyen personal médico, periodistas, socorristas y “personas que no pueden volver a casa“ debido al efecto de la pandemia global en los viajes.

La orden, que también limita a los huéspedes a dos por habitación, entró en vigencia de inmediato.

“Las excepciones tienen por objeto garantizar que solo aquellos que deben estar en el condado Miami-Dade porque están ayudando en esta emergencia, o aquellos que no tienen otro lugar a donde ir, como víctimas de violencia doméstica o visitantes varados, puedan conseguir un lugar para quedarse“, dijo Giménez en un mensaje de video publicado el sábado.

Las nuevas restricciones del alcalde parecen ser menos estrictas de lo sugerido originalmente. El viernes por la noche, Miami Beach dijo que cerraría todos sus hoteles y moteles, excepto para los “huéspedes esenciales”, una medida que Giménez dijo que imitaría. “Estoy ordenando el cierre de todos los hoteles, establecimientos de alojamiento comercial y alquileres a corto plazo en el condado de Miami-Dade”, dijo Giménez el viernes por la noche.

Pero la orden del sábado terminó siendo menos estricta que la de Miami Beach, lo que fue un alivio para las personas que no son turistas. Eso incluye a Ian Prestridge, de 21 años, un chef sin trabajo que se hospedaba en el Rainbow Inn Motel, en Hialeah. Dejar el motel en Okeechobee Road que cuesta $50 la noche significaría que no tendría un lugar para vivir.

“Mientras tenga un lugar para descansar”, dijo Prestridge, quien es de Nueva York y no puede regresar a su hogar, afectado por el coronavirus.

Fuente:ElNuevoHerald