Pérdida del olfato y gusto unos de los primeros síntomas del COVID-19

0
128
Sore throat woman isolate on white background

Según los expertos, a esto se le conoce como anosmia, la pérdida del sentido del olfato y del gusto y varias personas que dieron positivo a Coronavirus los han experimentado como primeros síntomas de la enfermedad.

Te imaginas que de un día para el otro despiertes y no puedas oler nada, que no distingas los olores de las flores, la comida o el olor de tu pareja o tu bebé; y peor aún que tampoco puedas distinguir el sabor de la comida.

El viernes, los médicos británicos de oído, nariz y garganta, citando informes de colegas de todo el mundo, pidieron a los adultos que pierden el sentido del olfato que se aíslen durante siete días, incluso si no tienen otros síntomas, para retrasar la propagación de la enfermedad. 

Los datos publicados son limitados, pero los médicos están lo suficientemente preocupados como para generar advertencias.

«Realmente queremos crear conciencia de que este es un signo de infección y que cualquier persona que desarrolle pérdida del sentido del olfato debería aislarse», escribió en un correo electrónico la profesora Claire Hopkins, presidenta de la Sociedad Británica de Rinología.

Ella y Nirmal Kumar, presidenta de ENT UK, un grupo que representa a doctores de oído, nariz y garganta en Gran Bretaña, emitieron una declaración conjunta instando a los trabajadores de la salud a usar equipo de protección personal al tratar a cualquier paciente que haya perdido el sentido del olfato, y desaconsejaron realizar procedimientos de endoscopia sinusal no esenciales en cualquier persona, porque el virus se replica en la nariz y la garganta y un examen puede provocar tos o estornudos que exponen al médico a un alto nivel de virus.

Dos especialistas en oído, nariz y garganta en Gran Bretaña que han sido infectados con el coronavirus están en estado crítico, dijo el Dr. Hopkins. Informes anteriores de Wuhan, China, donde surgió el coronavirus por primera vez, advirtieron que los especialistas en oídos, nariz y garganta, así como los oculistas, estaban infectados y muriendo en grandes cantidades, dijo el Dr. Hopkins.

Fuente: soycarmin.com