Aseguraron suministros de alimentos y productos básicos en supermercados

159

A medida que la inquietud por la crisis sanitaria aumenta, la preocupación por acopiar productos de limpieza, ciertos alimentos y hasta papel higiénico crece, pero la asociación de supermercados y productores de alimentos de Florida asegura que “el flujo de mercancías continúa y está garantizado”, tanto en Miami-Dade como en todo el estado y el pais.

“Sea en tiempo de desastre natural (como un huracán) o durante una emergencia natural (como la actual situación de coronavirus), la industria alimentaria y otros productos en general continúa trabajando y sigue proveyendo un sólido servicio al cliente cuando más lo necesita”, señaló la presidenta de Food Industry Association, Leslie Sarasin, por medio de un comunicado publicado en el portal Supermarket News.

“La cadena de suministros continúa adaptándose (a esta situación extraordinaria) para satisfacer los niveles de demanda. Somos una fuerza laboral esencial y eso nos permite reabastecer y reponer productos en todo el país sin interrupción”, subrayó el informe.

“La producción no ha bajado”, aseguró. “Pero la demanda (en muchos casos desenfrenada) ha aumentado”, aclaró.

De hecho, el flujo de mercancías continúa llegando a almacenes y supermercados del país, incluyendo el sur de Florida, “pero el acaparamiento de ciertos productos”, la compra excesiva en muchos casos, “crea la apreciación falsa de que no hay”, explicó a DIARIO LAS AMÉRICAS el administrador de un almacén Publix en Coral Way, en Miami.

“Por eso, hemos tenido que limitar la cantidad a comprar de ciertos productos, como papel higiénico, que por alguna razón ilógica han sido llevados en masa”, acentuó el administrador.

Otros productos, como jabones, líquido para fregar y desinfectantes en general, son igualmente llevados “prácticamente en cantidades”, y por ende son regulados a uno o dos frascos o paquetes por consumidor.

Normalmente, los supermercados y tiendas, como CVS y Walgreens, entre otros, son suplidos cada dos o tres días, acorde a los pedidos particulares, pero la avalancha desenfrenada de compras, dada la preocupación, crea la percepción de faltas.

En efecto, a pesar de ciertas regulaciones adicionales, están los agricultores, transportistas, almacenistas y empleados de supermercados, quienes han aumentado las horas de jornada laboral para garantizar un rápido despliegue de alimentos y productos de primera necesidad.

Fuente: miamimundo.com