Agricultores perderían cosecha de sandía por no tener trabajadores

438

Es la temporada de sandías en Florida y mientras el principal estado productor en Estados Unidos se prepara para la cosecha, muchos de los trabajadores necesarios para recolectar los frutos están varados en México en medio de la crisis del coronavirus, imposibilitados de obtener visas.

La restricción de los servicios de visa, regulaciones que cambian rápidamente y mayores controles fronterizos elevan los riesgos de una escasez generalizada de mano de obra en la industria de alimentos frescos en Estados Unidos y podría reducir la oferta en medio de las cosechas de la primavera y verano boreal en todo el país.

El jueves pasado, más de 100 trabajadores esperaban bajo un sofocante calor en un parque en el centro de Monterrey, México, con mochilas y maletas rodantes en la mano, para recibir noticias sobre sus visas temporales para trabajadores agrícolas H-2A.

Habían viajado desde todo el territorio mexicano, con el objetivo de conseguir trabajo recogiendo frutas y verduras o cuidando el césped en Florida, Texas, Tennessee y otros estados del país vecino.

Alrededor de un tercio había viajado durante la noche en un autobús desde Guanajuato luego de que la compañía Pequeño Harvesting, con sede en Florida, llamara al reclutador Javier Lara con una demanda urgente de trabajadores para la cosecha de sandía. Acabaron regresando a casa con las manos vacías.

«Estamos jodidos», dijo Lara. «Las sandías se pudrirán en el campo».

Esa tarde, Lara y sus reclutas abordaron el autobús para el trayecto de regreso de nueve horas en medio de la confusión sobre la política estadounidense en esa materia.

La rápida propagación del coronavirus llevó al Departamento de Estado estadounidense a suspender las solicitudes de visas de rutina en las embajadas y consulados de todo el mundo a partir del 18 de marzo.

Las empresas de la industria de productos frescos, que contaban con 243 mil trabajadores H-2A para cosechar en 2018, inmediatamente presionaron al gobierno para que otorgue exenciones a los trabajadores agrícolas.

Pequeño Harvesting contrató a más de 855 trabajadores H-2A en 2019, más que cualquier otra compañía que cosecha sandías en Florida, según datos del Departamento del Trabajo de Estados Unidos.

Florida produjo más de 780 millones de libras (casi 354 mil toneladas) de sandía el año pasado, 22% del consumo de Estados Unidos, según el gobierno local. En 2018, el estado reclutó a 30,462 trabajadores con visa H-2A y fue solo superado por Georgia, según el Departamento de Agricultura estadounidense.

Sin los trabajadores, los productores en Florida, California y todo Estados Unidos podrían quedarse con cultivos sin recolectar en el campo en el inicio de la cosecha. Los ciudadanos estadounidenses no han recolectado los cultivos en décadas.

En Florida, los arándanos, melones, zanahorias, pepinos, mangos, duraznos y sandías están a punto de cosecharse en abril y mayo; mientras que California se prepara para recolectar uvas, frambuesas, lechugas, brócolis, coliflores, duraznos, ciruelas, nectarinas, melones y sandías.

Cosechar esas frutas requiere «un mayor grado de habilidad de lo que se cree comúnmente», dijo David Puglia, presidente de la Asociación de Productores del Oeste, que representa a los productores de frutas y verduras de Estados Unidos.

«Estos son trabajadores temporales, vienen y realizan trabajos que los estadounidenses no toman», afirmó.

Fuente: miamidiario.com