Estudio señala que personas con COVID-19 perderían el olfato y gusto

309

Según investigadores, el coronavirus podría tener un nuevo síntoma, la pérdida del olfato y el gusto en personas contagiadas.

Un grupo de expertos en la Universidad de Harvard ha comprobado un nuevo síntoma del coronavirus.

Según reveló el estudio, las personas podrían perder su capacidad de oler y saborear al corto plazo. La investigación se dedicó a examinar datos genómicos de humanos y ratones donde los expertos pudieron llegar estas conclusiones.

Coronavirus: estudio señala que personas con COVID-19 perderían el olfato y gusto

Coronavirus y nuevo síntoma

Según reveló la investigación, la mayoría de los animales tenemos células en la parte posterior de la nariz. Este grupo suele albergar diversas proteínas con formas distintivas en las que podría ingresar el coronavirus.

En ellas podría alojarse el coronavirus mientras intenta invadir el cuerpo, dependiendo de los diversas características de cada paciente. Ante esto, la infección de estas células podría conducir directa o indirectamente a un sentido del olfato alterado, además del gusto.

Coronavirus: estudio señala que personas con COVID-19 perderían el olfato y gusto

Se han reportado varios casos de pacientes contagiados en donde el personal médico ha informado de la perdida del olfato y sabor.

En algunos casos la situación ha sido extrema, llevando al paciente a perderlos en una forma total o parcial. El lenguaje médico define a estos síntomas como Anosmia y Disgeusia, calificados como síntomas significativos del COVID-19.

La agrupación de expertos propone que estos nuevos síntomas sean agregados a la lista de herramientas utilizada actualmente para la detención. Con esta medida, se espera que las personas que sientan la ausencia de estos sentidos puedan realizar cuarentena preventiva.

Síntomas en la nariz

Según reveló la investigación, las personas pueden sentir una inflamación en la cavidad nasal provocada por la pandemia.

En la medida que esta patología se agrave, las personas pueden comenzar a sufrir dificultar de olfato y del gusto. Según señaló David Brann, Médico perteneciente a la Facultad de Medicina en la Universidad de Harvard.

«Además, los pacientes con disfunción olfativa persistente corren riesgo de déficit nutricionales, de lesiones debido a la incapacidad de sentir olores».

«Entre estos se encuentra el gas, humo, alimentos en mal estado además de desarrollar trastornos psiquiátricos, como la depresión».

Fuente: fayerwayer.com