Miami reparte alimentos a necesitados por pérdida de empleos

100

Preocupados por la insuficiente alimentación que miles de nuevos desempleados por la pandemia de coronavirus puedan afrontar en casa, el comisionado de la Ciudad de Miami Manolo Reyes aunó esfuerzos con la organización sin fines de lucro Feeding South Florida y un nutrido grupo de voluntarios para “ayudar a paliar las necesidades de la familia”.

“Nos preocupa la situación económica y alimenticia de las familias que han perdido sus empleos” a causa del cierre de empresas no esenciales por la pandemia de coronavirus, “y temo que mientras esta crisis demore la situación empeorará para ellos”, comentó el comisionado Reyes a DIARIO LAS AMÉRICAS.

La repartición de alimentos comenzó a las 10 am en un amplio estacionamiento situado frente a Magic City Casino, en la avenida 37 y la calle 5 del noroeste, pero cinco horas antes ya se notaba la presencia de varios automóviles que esperaban por el silbato para abrir los maleteros y pasar en fila organizada por las casetas habilitadas con alimentos donados por Feeding South Florida.

Primero una caja de galletas, después una bolsa con víveres, un racimo de bananas, piña, col e incluso espárragos y alguna otra proteína que siempre viene bien.

“El propósito es mantener este servicio y para ellos contamos con la ayuda de todos. La semana pasada fue Farm Share y Helping Others Giving Hope. Este sábado tenemos a Feeding South Florida. Y si logramos otro contribuyente, aquí estaremos otra vez”, subrayó el comisionado.

Además, Reyes hizo “énfasis en “agradecer a todos. A donantes, voluntarios, mi equipo de oficina y la Policía. Todos juntos hemos hecho esto posible”.

Y si la familia no tiene automóvil, “también se le entrega la ayuda”, aseguró.

Según cifra extraoficiales, el porcentaje de desempleados, que unos días antes de la crisis sanitaria y económica denotaba tan solo 3.2% en Miami-Dade, debe rondar el 25% estos días.

«Gracias, Muchas gracias», decían muchos de los que acudían allí a recoger alimentos.

Mario, padre de dos pequeños, perdió su trabajo hace apenas una semana y ayer pudo enviar por correos la solicitud de pago por desempleo.

“Traté por Internet pero nada. Siempre me daba error”, señaló.

“Esta comida viene muy bien, Poco o mucho, todo es bien recibido. Muchas gracias”, resaltó.

También están los que no tienen un estatus migratorio. Los que ‘no tienen papeles’ y no reciben ayuda del Gobierno federal o del fondo de desempleo.

“No me pidieron ninguna identificación. Vine y me dieron los alimentos. Y agradezco mucho este hermoso acto de humanidad”, manifestó Carmen, una salvadoreña que vive en los alrededores del Aeropuerto Internacional de Miami.

“De eso se trata, De ayudar”, recalcó el comisionado Reyes.

“Y no solo nosotros el Gobierno, sea el federal o el estatal. Todos debemos ayudar, los amigos, los vecinos. Es deber de todos”, destacó.

Fuente: Diario las Américas