Zonas de dolor en los tatuajes: ¿dónde duele más y dónde menos?

415

Quien quiera hacerse un tatuaje no debe ser demasiado sensible al dolor. Dependiendo de la parte del cuerpo y del tamaño, el escozor puede ser bastante doloroso. Para que sepas en qué te metes cuando te haces un tatuaje, vamos a contarte cuál es la escala de dolor según las partes del cuerpo.

Aunque cada persona tiene una tolerancia diferente al dolor, la mayoría de la gente sienten los tatuajes como dolorosos. Al fin y al cabo es una aguja que se clava en la piel. Sin embargo, como las terminaciones nerviosas están distribuidas de forma diferente en el cuerpo, no todos los tatuajes duelen igual.

Los tendones y los músculos son atravesados por los nervios, por lo que las partes del cuerpo con mucha grasa son menos sensibles al dolor. La grasa sirve como un amortiguador entre la aguja y las terminaciones nerviosas reduciendo así las señales de dolor que se envían a nuestro cerebro.

Por esto mismo, hay partes del cuerpo que son más sensibles que otras. Empezaremos con las zonas que son relativamente menos sensibles.

Zonas donde menos duele:

1. Cuello y Cuello: tolerable, duele solo moderadamente.

2. Hombro: apenas duele. Solo si te tatúas hacia el cuello o el pecho, se vuelve un poco más doloroso.

3. Parte superior del brazo: perfecto para el primer tatuaje. Solo duele en la zona interior.

4. Antebrazo: aquí sentirás el mismo dolor que con la parte superior del brazo. Dolerá un poco más en la zona interior.

5. Trasero: el dolor se soporta bastante bien en esta zona.

6. Espinilla: aquí hay zonas mixtas. En unas partes te dolerá más y en otras menos; pero por lo general el dolor es soportable.

7. Muslo: aquí apenas sentirás dolor. Es una buena zona para tu primer tatuaje.

Zonas donde más duele:

8. Cara: ten cuidado, esta zona es muy sensible; especialmente en las sienes y alrededor de los ojos. Sin embargo, detrás de la oreja es mucho más tolerable.

9. Pecho: aquí es muy doloroso, sobre todo en la zona del esternón. Piensatelo dos veces si este va a ser tu primer tatuahe.

10. Axila: zona muy sensible. Aquí la aguja es insoportable.

11. Espalda: Muy dolorosa, especialmente cerca de la columna vertebral.

12. Cadera: más que doloroso es incómodo. Donde más duele es en la zona del riñón.

13. Gemelos: aunque no lo parezca, es una zona especialmente dolorosa.

14. Rodilla: ¡estos tatuajes solo son aptas para las más duras! Especialmente en las zonas laterales y en el hueco de la rodilla.

15. Pie: aquí es muy doloroso porque hay muchos huesos justo debajo de la piel.

16. Zona íntima: Dependiendo de la zona. No es lo mismo la vulva que la zona genital. Por ejemplo, los piercings genitales son muy dolorosos porque muchas terminaciones nerviosas convergen en la región íntima. ¡Piénsatelo bien!

Consejos para el dolor

La mayoría de las veces, cuando sentimos dolor, esto es lo que sentimos: primero nos ponemos tensos y después empezamos a respirar frenéticamente aumentando nuestro ritmo cardíaco. Estas señales le indican a nuestro cerebro que hay una razón para sentir dolor y, por consiguiente, el dolor va en aumento.

Esto significa que cuando estamos tensos, respiramos así y la respiración causa el latido del corazón. Así que podemos empezar a entrar en un bucle de dolor del que va a ser difícil salir. Pocas personas logran bajar su ritmo cardíaco de golpe y liberar la tensión por sí mismos (probablemente nadie), pero todos podemos respirar con más calma.

Si bajamos el ritmo de respiración, los latidos del corazón también se calman, los calambres se aflojan y sentimos el dolor menos intenso. La respiración no puede hacer que el dolor desaparezca, pero sí proporciona alivio.

Así que el lema es respirar por la nariz hacia el abdomen y exhalar muy despacio, así el dolor del tatuaje puede ser soportado. Un consejo: si te concentras en la respiración, no puedes concentrarte en el dolor, así que lo notarás menos. Así que relájate y practica la respiración consciente, profunda y lenta; ¡aunque te cueste!

Fuente: enfemenino.com