Algunos profesores de la Universidad de Miami podrían quedarse sin empleo

319

Ante la incertidumbre financiera y una posible caída de la matrícula motivada por la pandemia del COVID-19, algunos profesores de la Universidad de Miami se les ha manifestado que pronto se quedarán sin empleo.

Un reporte de la sección de Miami de la Asociación Estadounidense de Profesores Universitarios, informó a la mayoría de los docentes contingentes, como asistentes, instructores y adjuntos, que sus contratos no se renovarán este otoño.

La AAUP de Miami publicó una petición el lunes en su sitio web, indicando que probablemente docenas, si no cientos de miembros de la facultad que enfrentan pérdida de empleo, serán empujados a posiciones vulnerables en medio de una pandemia.

«Eliminar el seguro de salud vinculado al empleo en medio de una pandemia global y dificultades económicas extraordinarias es, en nuestra opinión, una acción dura que podría resultar en resultados trágicos», indicó este reporte.

Más de 840 personas firmaron el documento, que instó a la transparencia en los datos del presupuesto, «participación del profesorado en la búsqueda de soluciones», proporcionando beneficios para la salud y otros tipos de apoyo al profesorado afectado.

Minimizan la información

«No hay planes para reducir nuestros más de 900 miembros de la facultad continua, y nuestra práctica de complementar este grupo impresionante con la facultad visitante permanece sin cambios», dijo Carole Johnson, portavoz de Miami, minimizando los recortes de personal reportados.

«Ya hemos contratado a aproximadamente 100 miembros de la facultad visitante de tiempo completo para el próximo año y podemos contratar más las confirmaciones para los estudiantes entrantes de primer año se completan el 1 de junio», agregó.

Agregó que el trabajo de facultad contingente contempla un contrato fijo, hasta por un año, y trabajan en tales contratos por hasta cinco años.

«Ningún miembro del profesorado contingente tiene derecho a esperar una cita futura después de su cita inicial», añadió Johnson.

«Todos los docentes contingentes o suplementarios reciben una carta en febrero de cada año recordándoles esto porque nunca podemos predecir cuáles serán nuestras necesidades de instrucción en el futuro», cerró.

Fuente: miamidiario.com