¿Existe un protocolo para ir al dentista durante la pandemia?

435

En medio de una de las pandemias más severas del último siglo en el mundo, se ha recomendado suspender la atención odontológica electiva y realizar solo la de urgencia, con rigurosos protocolos de bioseguridad y protección personal.

La saliva y el aerosol que se produce con los elementos rotatorios de la odontología (piezas de mano, jeringa triple agua aire, equipos de ultrasonido para eliminar tártaro dental y otros) son fuentes de contagio, por lo que el equipo odontológico está sumamente expuesto, además, de los mismos pacientes que asisten a la atención.

Es por ello que el Comité Asesor Odontológico Covid-19 del Ministerio de Salud está diseñando protocolos para la atención odontológica en Fase IV de la pandemia y para el cual se requirió la experiencia en salud pública y científica de Elizabeth López, académica de la Facultad de Odontología de la U. Andrés Bello y presidenta de la Sociedad Chilena de Salud Pública Oral (SOCHISPO).

¿Cuáles son los protocolos que deben seguir los odontólogos?

Los protocolos que deben aplicar los cirujanos dentistas son aquellos que entrega el Ministerio de Salud para el Manejo de la Prevención de Infecciones en Atención Odontológica por Covid-19, basados en las precauciones estándares para el control de infecciones en la atención de salud y consideraciones sobre el aislamiento de pacientes, de acuerdo a lo indicado en Circular C13 N°9/2013.

Por otro lado, la “Norma General Técnica N°199 sobre esterilización y desinfección en establecimientos de atención de salud”, la Circular C37 N°10 de año 2018 respecto a limpieza y desinfección de superficies de trabajo y el Ord. 276 del 30 de enero 2020, en relación a la “Actualización de Alerta y refuerzo de vigilancia epidemiológica ante brote 2019 – nCoV”. También ya están publicadas la Orientaciones para la Atención Odontológica en Fase IV Covid-19 y en vías de publicación las Recomendaciones para la atención odontológica en Fase IV – Confinamiento por Covid-19.

¿Qué marca la diferencia de esta pandemia con protocolos de atención en general?

Los actuales protocolos consideran la evidencia disponible existente para la atención odontológica de pacientes que pueden ser portadores de Covid-19, dada la particular condición de transmisión del virus a través de la saliva y la generación de aerosoles que se producen durante los procedimientos, la estrecha distancia de trabajo y el uso de múltiple instrumental e insumos.

Estos protocolos extreman las medidas de protección personal tanto del equipo odontológico como de los pacientes.

¿Cómo se vislumbra el trabajo de estos profesionales en los próximos meses?

Mientras dure la etapa IV de la pandemia se recomienda solamente la atención de urgencias odontológicas, por lo que muchos profesionales al igual que en otros países no podrán realizar tratamientos electivos por algún tiempo.

Al día de hoy, no se disponen de protocolos específicos ni nacionales ni internacionales, que aborden de manera clara cómo debe proceder el odontólogo en su práctica diaria, en la etapa posterior al confinamiento, para trabajar con las mejores garantías de protección para los pacientes y el equipo humano de la consulta dental.

Esta es una nueva enfermedad que permitirá establecer modos de trabajo diferentes. Va a ser un retorno lento a la atención odontológica dada la incertidumbre en la que estamos en la actualidad con respecto a la evolución de la pandemia en nuestro país. Deberá entregarse mucha información y educación respecto a la promoción de la salud y prevención de esta y otras enfermedades hacia la población, así como los cuidados antes, durante y después de la atención.

¿El Covid-19 generará un cambio en las atenciones futuras de los odontólogos? ¿Habrá un antes y un después?

Claramente la Odontología será distinta después de esta pandemia, antes, durante y después de la atención odontológica. El poder realizar un triage previo de tipo telefónico o presencial a través de un cuestionario para indagar respecto a signos o síntomas de infección por Covid-19 y postergar la atención en caso de tenerlos, salvo urgencias reales (infección, hemorragia, traumatismo).

Protocolos de recepción del paciente y organización de la clínica diferentes a lo que estábamos acostumbrados, que nos permita una distancia social prudente con el paciente y entre pacientes. Medidas de bioseguridad y protección personal extremas, uso de mascarillas de tipo N95 y protectores faciales por ejemplo en la práctica diaria, batas y cubre calzado de tipo desechable, limpieza y desinfección de la clínica entre paciente y paciente, protocolos a adoptar por parte de los dentistas una vez terminada la jornada de trabajo y estar de vuelta en casa, son algunas de las medidas que tendremos que implementar.

¿Cómo ha sido el manejo de las autoridades en este aspecto?

En el caso de los protocolos de atención odontológica en este período de pandemia, la respuesta del Ministerio de Salud ha sido bastante lenta.

La Sociedad Chilena de Salud Pública Oral de la cual soy su presidenta emitió recomendaciones el 16 de marzo y las orientaciones ministeriales oficiales se publicaron el 6 de abril, tres semanas después de declararse la fase IV de la pandemia en Chile.

Fui invitada a participar en el MINSAL del Comité Asesor Odontológico Covid-19 para aportar con la evidencia existente en epidemias anteriores SARS, MERS y la actual Covid-19 para establecer las recomendaciones para la atención odontológica tanto para el sistema público como para el privado, y estamos a la espera que se publique a la brevedad un protocolo para atención en período de confinamiento y el que se requiera para volver a la atención después que las autoridades levanten las medidas de restricción.

¿A nivel odontológico, se han realizado estudios o pesquisas en cuanto a síntomas a nivel oral de pacientes con Covid-19?

Estudios de signos o síntomas de esta enfermedad presentes en la boca no se conocen. Sin embargo, existe un reporte de investigadores del Hospital de Estomatología de la Universidad de Sichuan en China publicado este año, en el cual llaman la atención respecto a que las glándulas salivales jugarían un rol de “reservorio” del virus que sería parte del mecanismo causal de los pacientes asintomáticos infectados con Covid-19, por lo que no debemos bajar la guardia e ignorar la potencial infectividad de la saliva.

Por otro lado, The Lancet, una prestigiosa revista de investigación médica británica, publicó un artículo respecto a la experiencia en Wuhan, China en relación a que la exposición a la mucosa oral y al tratamiento inadecuado de artículos médicos y no médicos, aumenta el riesgo de transmisión del Covid-19.

¿Algún porcentaje de profesionales contagiados?

En Chile los medios de prensa han informado de odontólogos contagiados dentro del personal de salud. Sin embargo, es la autoridad sanitaria quien maneja los datos de incidencia de la enfermedad y realizan el seguimiento correspondiente. En otros países como Italia se han reportado dentistas fallecidos por Covid-19.

Fuente: BioBioChile