Cuarentena frente a una pantalla tiene severas consecuencias

129
Cuarentena frente a una pantalla
Cortesía: Orlando Sentinel

Los niños y adolescentes en Estados Unidos han tenido que adaptarse a la enseñanza virtual para evitar el contagio de COVID-19; por tal motivo, los jóvenes se han visto impulsados a pasar la cuarentena frente a una pantalla para tomar clases.

Al respecto, profesionales de la medicina física, la psicología y la oftalmología comenzaron a advertir las consecuencias que desarrollaría esta modalidad de estudio.

Por su parte, el director médico de Miami Neuroscience Institute’s Spine Cente, Dr. Ronald Tolchin, indicó que los niños “ahora están sentados en frente de una computadora, se fatigan y sus músculos se entumecen”.

Lo que podría provocar dolor de cuello y en la espalda superior. Tolchin señaló que estamos hechos para movilizarnos y cambiar de posiciones; además de ser parte de la rutina que llevaban los niños en sus escuelas antes de la pandemia.

El confinamiento ha incrementado el tiempo de conexión en la red por el uso de dispositivos para trabajar o estudiar; de acuerdo a investigaciones, Estados Unidos aumentó un 15%.

Efectos de una cuarentena frente a una pantalla

La cuarentena frente a una pantalla para el aprendizaje online conlleva a graves consecuencias, que van desde dolores físicos; hasta problemas de salud mental.

La oftalmóloga pediátrica de Nicklaus Children’s Hospital, la Dra. Luxme manifestó que existe un incremento en la nombrada fatiga visual o irritación, originada por permanecer largar horas frente el ordenador.

“Y cuando toman descansos, jugarán videojuegos o mirarán sus teléfonos. Así que ese era el problema: las horas en línea eran muy largas en dispositivos”; añadió Hariharan.

Por lo tanto, Hariharan recomienda que se tomen los descansos de forma adecuada, libre de dispositivos, para permitir la lubricación del ojo; mediante el pestañeo.

Cuarentena frente a una pantalla. Cortesía: BBC
Cortesía: BBC

Por otra parte, la parte emocional de niños y adolescentes se ve afectada por la falta de interacción social; mayor estadía en casa y los períodos prolongados frente al computador.

El Dr. Alan, director de la división de psicología clínica en el departamento de pediatría de University of Miami Mailman Center for Child Development, recomendó la lectura, el ejercicio y hábitos saludables de sueño.

“Los niños y adolescentes están experimentando mayor irregularidad en sus patrones de sueño debido al aumento en el tiempo frente a una pantalla”, explicó Delamater.

En este sentido, agregó que es responsabilidad de los padres colocar unas normas; para poder regular el tiempo que los jóvenes permanecen en línea.

Sugerencias para los padres

“Es importante practicar algunas técnicas de relajación, donde usted se estire y respire profundo para reducir el estrés y los niveles de ansiedad”, subrayó el Dr. Tolchin.

También, es importante garantizar que los niños y adolescentes tengan una buena postura. Mientras están sentados, deben tener los pies planos sobre el piso, con el tronco recto.

En caso de no alcanzar el suelo, se puede usar una caja, libros o cualquier soporte para cuidar la posición del cuerpo. Cabe señalar que, es recomendable tomar descanso de 20 a 30 minutos de la silla.

Es importante que, el monitor se encuentre al nivel de los ojos para no causar molestias al cuello. Así mismo, para obtener el apoyo adecuado, ubique al niño en una mesa, no utilice un sofá o la cama.

Redacción MiamiNews24: Verónica De Ponte | Fuentes: El Nuevo Herald | Los Tiempos