Cord knot un moño nudo que se ha convertido en tendencia

79
Foto cortesía

Cord knot se ha convertido en el moño en tendencia. Los 90 se han convertido en la inspiración fashion y beauty de una generación, de ahí que las pinzas de carey y los scrunchies de terciopelo hayan saltado del fondo del cajón a lo más alto del street style.

Pero no todo en las tendencias será dictaminado este año por las modas del pasado. Ante la necesidad diaria de recoger el cabello, ha llegado a nosotros un cómodo, sencillo y nada novedoso recogido: el moño nudo.

Cord knot se ha convertido en el moño en tendencia

También denominado ‘cord knot’ (su traducción al inglés), el recogido simplifica al máximo cualquier look, pero también cuenta con el poder de crear un peinado depurado en el que ni horquillas ni gomas quedan a la vista.

Igual que envolver cualquier coletero con un mechón de pelo para transformar coletas en peinados glam al nivel de la red carpet y jugando a ser peluquero profesional el moño nudo vive de los mechones con los que envolver el cabello, pero esa no es toda su gracia.

Las instagrameables vacaciones de Chiara Ferragni, Leonie Hanne o Camila Coelho, pertenecientes a esa primera remesa de influencers, ya en la treintena y poseedoras de un definido estilo que precisa ser actualizado al instante; han encontrado en el crod knot un peinado con el que acompañar desde looks recargados hasta posados playeros.

En qué consiste

Igual que existe una amplísima gama de nudos dentro del sector marino, cuando toca trasladar el concepto al cabello, ocurre un poco lo mismo.

Podemos encontrar peinados ultra sencillos que se hacen en medio minuto y no requieren más que una goma de pelo, del mismo modo que encontramos la versión profesional del moño nudo en algunos de los looks más celebrados de Rosie Huntington-Whiteley.

Pero el genuino y más básico de los cord knot es aquel con el que el cabello se recoge del mismo modo que si se fuera a hacer una coleta, pero sin llegar a sacar todo el cabello de la goma de pelo. Los mechones resultantes que quedan a altura de la nuca se pasan por encima de la goma del pelo, creando la falsa sensación de un nudo de cabello. Efecto 10, enredos 0.