Daniel Ortega fue a elecciones sin campaña ni opositores

52
Daniel Ortega irá elecciones
Foto: Cortesía

Daniel Ortega se prepara para ir a elecciones, luego de evitar el dialogo con la oposición, desde el inicio de la crisis sociopolítica que estalló en abril de 2018.

Muchos nicaragüenses y la comunidad internacional pusieron sus esperanzas en las elecciones de noviembre de 2021.

Ortega usará el proceso electoral para conseguir su tercera reelección para un cuarto quinquenio consecutivo; y con ello consolidar la que ya muchos llaman la peor dictadura de la historia de Nicaragua.

Te puede interesar: Ron DeSantis promete mandato de vacunación para empresas

Todo ello con el telón de fondo, según entidades internacionales de derechos humanos, de una crisis que ha dejado unos 325 muertos; cientos de heridos, encarcelados y perseguidos y más de cien mil exiliados.

Según Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA); el proceso que culminará el 7 de noviembre se ha desarrollado en las peores condiciones. A la falta de garantías se suma que no hay competencia y tampoco campaña, pero solo de la oposición; porque muchos consideran que Ortega vive en campaña permanente.

Inhabilitan principal partido opositor que se enfrentaba a Ortega en  elecciones de Nicaragua

En total, ha participado en ocho procesos. Perdió los de 1989, cuando le entregó el poder a Violeta Barrios de Chamorro, y los dos posteriores, en 1996 y 2001.

En el siguiente, en 2006, recuperó el poder, y de inmediato su manera de hacer campaña cambió radicalmente, como si desde el principio tuviera claro que no iba a aceptar una nueva derrota. Así lo confirmaría en los comicios de 2011 y 2016.

Daniel Ortega y su discurso antiimperialista

Al comienzo, incluso en las elecciones municipales, visitaba pueblos y decía interminables discursos con su tema favorito del imperialismo yanqui. Cargaba infantes, abrazaba a niños y adultos y se tomaba fotos con todo el que se le acercara. 

Pero desde que retornó al poder en 2007 comenzó a comportarse como un dictador; en potencia: llenó el país de gigantescas fotos suyas y de su esposa y actual vicepresidenta Rosario Murillo.

Enfocó sus esfuerzos en consolidar su dominio sobre todos los poderes del Estado.

Si bien es cierto que todas las elecciones realizadas a partir de las municipales de 2008 han sido calificadas de fraudulentas por la oposición nicaragüense; y seriamente cuestionadas por la OEA, la Unión Europea (UE) y organismos especializados.

Sin embargo, no se pueden comparar con las del próximo 7 de noviembre; dirigidas como las anteriores por un tribunal dominado por el oficialismo que prohíbe la observación nacional e internacional.

En este caso el gobierno les anuló la personería a dos partidos opositores y puso presos, con acusaciones amañadas; a siete de los auténticos aspirantes a la presidencia entre los que la oposición iba a elegir un candidato único. 

La verdadera oposición fue sustituida por cinco casi perfectos desconocidos que acompañan a Ortega en la boleta electoral como un coro de tragedia griega. Ellos representan partidos que han sido aliados del oficialismo, pero se declaran ofendidos cuando alguien los señala de cómplices de una farsa.

Daniel Ortega se prepara para mantener lo que parece una Dictadura

Ante la ausencia de contrincantes, la campaña de los supuestos opositores se volvió superflua. Prácticamente el Consejo Supremo Electoral (CSE) la prohibió con el pretexto de la pandemia y a cambio recomendó actividades virtuales o presenciales con un máximo de 200  personas.

Mientras tanto, las 153 alcaldías del país, dominadas casi en su totalidad por el oficialismo y el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur),  desarrollan cada fin de semana ferias, carnavales y cientos de actividades masivas sin medida alguna contra la covid-19.

Mas de 100 presos políticos durante el gobierno de Daniel Ortega

Mientras tanto, los 7 aspirantes a la verdadera candidatura opositora, que permanecen tras las rejas desde hace meses por acusaciones temerarias; derrotarían con amplia ventaja a Ortega según una encuesta realizada por Cid-Gallup en septiembre.

Próximas Elecciones en Nicaragua ¿Una gran Farsa?

Mientras tanto el CSE afina los detalles de lo que la comunidad internacional llama la gran farsa del 7 de noviembre. En otra muestra de lo poco que le importa aparentar legalidad, mandó a imprimir las boletas sin el requisito legal de una licitación pública.

Ni siquiera los 5 candidatos que prestaron su foto sabían cuál empresa las elaboró, y la entidad solo reveló su nombre cuando ya estaban impresas. 

Pero ante el tamaño de las irregularidades de ese régimen que ya no oculta su carácter dictatorial, ¿qué tanto importa ya una simple licitación más? 

Con información de El pitazo | Foto Cortesía

Para obtener información al instante, únete a nuestro grupo de Whatsapp a través de éste link https://wa.me/message/RTD2LBONJQ7AF1

También estamos en Telegram, únete a nuestro canal t.me/miaminews24oficial