Madre del joven venezolano agredido en Florida teme por la vida de su hijo

256

La madre del joven venezolano de 16 años que fue atacado en una escuela de Florida el pasado lunes 13 de diciembre clama por justicia. La mujer aseguró en una entrevista que teme por la vida de su hijo.

El joven, quien severamente golpeado por compañeros de clase en la escuela Liberty High School, en Kissimmee, Florida, se llama Luis Alejandro Osechas Carrillo y tiene un trastorno de déficit de atención.

te puede interesar: Florida rompe récord diario de casos de COVID-19 con más de 32,800

“Yo no sabía lo que estaba pasando. Tuve que enterarme primero por la escuela y fue cuando él me dijo. No era la única vez la del video, y la escuela se dio cuenta a finales de octubre”, comentó la madre del joven al equipo de Diario Las Américas, reportó MiamiMundo.

Agregó que “al principio me comencé a mover, pero nadie me hizo caso, fui a la Policía, al colegio y no obtuve respuestas concretas. En el reporte incluso dicen que van a contrademandar y yo le pregunto a mi hijo: ¿Oye aquí pasa algo más? Y me responde: no, mami… solo lo que ves en el video”.

El calvario para la familia de origen venezolano que lleva cerca de tres años en EEUU se intensificó: “Mi hijo tiene miedo; él tiene su trastorno de déficit de atención y no lo dejé ir más al colegio; recorrí tres escuelas porque no había cupo y tuve que acudir a otra semiprivada y pagar, para que se sienta un poco seguro”.

El temor a las represalias ha obligado a Carrillo a tomar otras acciones: “Lo primero que voy a hacer es [solicitar] una orden de alejamiento, ellos [los agresores] tienen el descaro de seguir burlándose, retando, amenazando y piensan que están adaptados a imponer el miedo, pero yo no me voy a quedar tranquila, no me voy a callar ni detener hasta que no sean castigados”.

La madre del joven venezolano agredido dijo que «hay algo raro»

el reporte viene con los nombres de los agresores tapados. La escuela ha hecho silencio; dicen que ya tomaron las acciones disciplinarias, pero no dijeron nada más al respecto, ellos dicen que esperan respuesta del distrito escolar. Pero no van a contestar, yo misma he llamado infinidad de veces y siempre me dicen que no están disponibles”.

Acerca de su hijo, asegura que se siente aislado y temeroso;pero que los padres y las instituciones deben ser responsables y consecuentes frente a la injusticia y el mal comportamiento:

“Tiene que haber un freno, ellos no lo han puesto. No existe el respeto, ¿por qué agarrar al hijo mío porque hablaba raro o no hablaba inglés o le cuesta comunicarse? Yo creo que fue eso no se me ocurre nada más, nosotros somos cero violencia, mi hijo es incapaz siquiera de responder a un ataque. Yo no acepto eso, no renové el contrato de la casa y él me dijo: mami y si vienen y te meten un tiro. Cambié la rutina, me fui a un hotel, lo tuve que cambiar de colegio, tuve que hacer gastos, llevarlo a emergencia del hospital”.

Madre del joven venezolano agredido en Florida teme por la vida de su hijo

La preocupación de Carrillo es la seguridad de su hijo: “Él tuvo 9 años de tratamiento en Venezuela; la neuróloga me dijo esto es un trastorno y debo cuidar que no se de golpes en la cabeza y en las tres oportunidades que le golpearon todos los golpes fueron en la cabeza; yo estoy en remisión de cáncer tengo que estar en extrema tranquilidad y mira por todo lo que he tenido que pasar.

Ese muchacho no es la primera vez que hace eso, si pasó tres veces con mi hijo sabe Dios cuántas veces más ha pasado con otros”; cuestiona Carrillo.

El video, grabado supuestamente por una estudiante del sexo femenino en la escuela Liberty High School, en Kissimmee, Florida; que es parte del Distrito Escolar del Condado Osceola, vio la luz el lunes 13 de diciembre en varias cuentas en las redes.

Acciones judiciales

Carrillo se reunió con un abogado para comenzar las acciones para una orden de restricción, aunque según dijo a DIARIO LAS AMERICAS; era complicado pues al ser menores de edad los presuntos agresores, se les ocultaba incluso la identidad en los reportes policiales.

‘“He visto ese video miles de veces, es como una tortura. Me tuve que mover [buscar ayuda legal], porque el otro o los otros [agresores] no se detienen. Amenazan y no pasa nada. Esta semana escribieron algo en las redes sociales incluso, diciendo que nos quedáramos quietos que iban a venir por nosotros”, puntualizó.

Con información de: Telemundo 51. / Foto: Cortesía.

Para obtener información al instante, únete a nuestro grupo de Whatsapp a través de éste link https://wa.me/message/RTD2LBONJQ7AF1

Estamos en Telegram, únete a nuestro canal t.me/miaminews24oficia