¡Fácil y rápido! Cómo hacer mascarillas faciales de avena

210

Con la avena podemos realizar diferentes mascarillas faciales para mantener y cuidar nuestro rostro, recordemos que es uno de los ingredientes más beneficiosos que podemos encontrar.

No solo podemos consumir este cereal para beneficiarnos de sus propiedades, sino que se trata también de un gran aliado para nuestra piel.

Su poder exfoliante lo convierte en uno de los ingredientes más usados en la cosmética, pues ayuda a regenerar la piel y le aporta grandes nutrientes para hacerla lucir mucho mejor. Y esto no es todo, pues su acción exfoliante se combina con la hidratante para nutrir la piel en profundidad.

Mascarillas faciales de avena:

Mascarilla de avena y leche para la piel seca

Si tienes la piel seca y deseas hidratarla y nutrirla, la mascarilla de avena y leche es perfecta para ti. Ambos ingredientes permiten hidratar la piel desde el interior y logran que se mantenga perfectamente humectada durante todo el día, previniendo así nuevas resequedades, esta es una de las mascarillas faciales de avena más utilizadas.

  1. Mezcla 3 cucharadas de avena en copos con 1/4 de vaso de leche.
  2. Deja que los copos se empapen con el líquido durante 10 minutos. El resultado debe ser una capa con cierto espesor.
  3. Aplica la mascarilla de avena y leche en tu rostro con suaves movimientos circulares, siempre hacia arriba y masajeando mientras estimulas la circulación.
  4. Deja actuar por 15 minutos y luego retira con agua fría para favorecer el cierre de los poros.

Mascarilla de avena, miel y naranja para iluminar

La mascarilla de avena y miel es de las más beneficiosas tanto para la cara como para el cuerpo y el pelo. Como hemos visto antes, añadir a esta opción otros ingredientes puede ser muy provechoso, así que a continuación veremos por qué vale la pena añadir naranja a la mascarilla de avena y miel.

Te puede Interesar: ¡Increíble! Con el té de menta podrás perder peso y reducir cintura

La mezcla de estos tres ingredientes dará a tu piel una exfoliación intensa y la hará lucir mucho más luminosa, pues la nutrirá con una buena dosis de vitamina C.

  1. Mezcla 3 cucharadas de avena, 1 de azúcar, 2 de miel y el zumo de media naranja.
  2. Aplica la mascarilla sobre el rostro limpio y extiéndela mediante un masaje circular.
  3. Deja que la mascarilla actúe durante 20 minutos y, a continuación, retírala con abundante agua.

Con información de | mundodeportivo.com | Foto | Cortesía |

Para obtener información al instante, únete a nuestro grupo de Whatsapp a través de éste https://wa.me/qr/JBQICRYC7TZAN1