¿Qué es el tinnitus, la nueva secuela del coronavirus?

603

El coronavirus, que llegó a nuestras vidas ha dejado una secuela como lo es tinnitus, y siendo a día de hoy un misterio para la ciencia.

Desde que se declara el coronavirus como pandemia, se han sucedido innumerables avances para conocer cómo afecta la Covid-19 a nuestro organismo y cuáles son sus síntomas.

En estos dos años, los principales síntomas del virus han ido cambiando a medida que aparecían nuevas variaciones.

Te puede interesar: Hombre que fue atacado por un tiburón es hospitalizado en Miami

La cepa original surgida en Wuhan (China) es más un recuerdo que una realidad. Fiebre, tos seca, cansancio… Son los síntomas, establecidos por la Organización Mundial de la Salud, para identificar contagios de coronavirus.

Sin embargo, algunos pacientes pueden presentar otros síntomas menos frecuentes como congestión nasal, dolor de cabeza o de garganta.

De alfa a ómicron, la sintomatología se ha ido modificando a la par que se iban realizando más investigaciones, estudiando a pacientes infectados, y también, las afecciones posteriores a la enfermedad.

Una de las secuelas más habituales, en los primeros meses tras la aparición del SARS-CoV-2, fue la pérdida de olfato y gusto.

Según el estudio de seroprevalencia EneCOVID del ISCIIII, la anosmia aparecía con mayor frecuencia en la primera semana de la enfermedad y solía desaparecer tras haber superado la infección.

De acuerdo a la citada investigación, el 80% de los pacientes recuperaba el olfato y el gusto a las cuatro semanas y un pequeño porcentaje tenían que recurrir a un entrenamiento olfativo.

¿Qué es el tinnitus?

Secuelas que han aparecido y desaparecido con el devenir de nuevas variantes. Es el caso de ómicron, la predominante en el mundo, y, sobre todo, la subvariante BA.2. Una reciente investigación del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIIT) ha destapado un nuevo efecto hasta ahora desconocido: tinnitus.

Aunque el nombre nos pueda resultar extraño es más común de lo que parece y afecta a un 20% de la población. Es la desagradable sensación de escuchar pitidos o zumbidos, aunque no exista ninguna fuente de sonido externa.

La mayoría de las personas sufre tinnitus, o acúfenos, de forma leve. Sin embargo, quienes lo sufren de manera constante puede condicionar su calidad de vida. Este problema afecta a la capacidad de concentración y a la conciliación del sueño.

La Asociación Madrileña de Afectados por Tinnitus define a esta dolencia “la escucha de un ruido en uno o en ambos oídos, que suele interferir con la audición normal”.

Frecuentemente, los acúfenos están asociados “a otros síntomas relacionados con el oído interno como pueden ser la sensación de oído lleno, desequilibrio o vértigo, así como caída en la audición”.

Tinnitus, ¿pueden curarse?

Pero, ¿cuál es la relación con ómicron? Según la investigación de la otorrinolaringóloga Konstantina Stankovic, que comenzó a recibir cada vez a más pacientes con esta patología tras haberse infectado.

“El virus SARS-CoV-2 podría infectar células del oído interno lo que podría provocar pérdida de audición y tinnitus”.

«Al principio, esto se debió a que las pruebas de rutina no estaban disponibles para los pacientes a los que se les diagnosticó covid», cuenta Stankovic.

«Además, cuando los pacientes tenían más complicaciones potencialmente mortales, no prestaban mucha atención a si su audición estaba reducida o si tenían tinnitus».

El doctor José Manuel Morales, médico especializado en Otorrinolaringología, señala a Buscando Respuestas que los acúfenos pulsátiles, los que se producen por causas vasculares, sí suelen tener solución «a través de cirugía». Sin embargo, los derivados de la exposición prolongada al ruido son «muy difíciles de eliminar».

Cuando no se puede solucionar mediante cirugía, se puede recurrir a fármacos como los vasodilatadores cerebrales que reducen la intensidad de los acúfenos.

La Terapia de Reentrenamiento (TRT) es el tratamiento más efectivo. El objetivo de esta terapia es que los pitidos dejen de percibirse conscientemente.

También se puede recurrir un enmascarador, una especie de audífono que emite sonidos de baja frecuencia para “enmascarar” el acúfeno.

Con información de: BUSCANDO RESPUESTAS. / Foto: Cortesía.

Periodista, Grelys Vargas.

Para obtener información al instante, únete a nuestro grupo de Whatsapp a través de éste https://wa.me/qr/JBQICRYC7TZAN1