Negociador y organizador, el capitán de los Marlins muestra sus múltiples talentos ante la primavera

86

Miguel Rojas demostró durante el invierno sus habilidades como negociador y organizador. A ratos el capitán de los Marlins se sentaba en la mesa virtual donde se discutía el nuevo convenio laboral y en otros momentos se daba a la tarea de coordinar un minicampo de entrenamiento para sus compañeros de equipo.

Te puede interesar: Buscan a niño de 12 años desaparecido en Fort Lauderdale

Sin saber cómo ni cuando se iba a resolver el conflicto entre peloteros y propietarios, Rojas no flaqueó un minuto de su tiempo ni apoyando las reivindicaciones de los jugadores ni olvidando su responsabilidad como el rostro de los peloteros de Miami. “Mucha gente no se imagina las horas que pasamos en el teléfono y yo usaba unos audífonos para escuchar las conversaciones, lo que estaba pasando y al mismo tiempo tenía que estar practicando’’, reveló el campocorto venezolano.

“No podemos olvidar nunca que el trabajo mío es ser pelotero de un equipo, no estar negociando. Pero en momentos como estos alguien tiene que ser el representante’’.

Pase lo que pase, Rojas hizo todo lo posible porque sus colegas llegaran a esta primavera en la mejor manera posible y encabezó los esfuerzos del equipo para mantenerse listo antes del inicio de lo que será un período abreviado de spring training antes de que inicie la temporada.

Los Marlins, que realizarán dos días más de entrenamientos en equipo esta semana y comenzarán un calendario de exhibición de 15 juegos a partir del viernes, abren la temporada regular el 8 de abril en San Francisco antes de regresar a Miami el 14 de abril.

Con paciencia e inteligencia, Rojas coordinó con varios compañeros de equipo para realizar entrenamientos dos veces por semana en Cressey Sports Performance en Palm Beach Gardens durante el cierre patronal, sin descuidar sus propias rutinas personales de ejercicio y bateo en la academia del profesor Ricardo Sosa.

“Fue fácil para mí porque todos estaban comprometidos”, dijo Rojas.

“Estábamos haciendo sacrificios: manejando desde Miami hasta aquí y haciendo todo eso juntos. Me hace creer en todos en este clubhouse y los muchachos aparecieron. Ese es el deseo que estamos viendo y es por eso que lo armamos porque los muchachos querían hacerlo”.

Pero ahora con la paz laboral, Rojas deberá -como siempre ha hecho- mostrar su liderazgo dentro del clubhouse y en el terreno de juego, porque él y su grupo serán juzgados por la cantidad de victorias y derrotas que puedan sumar, después de una contienda negativa en el 2021.

Miami dio un gran paso atrás en 2021 al finalizar con el sexto peor récord en el béisbol y el cuarto peor en la Liga Nacional con 67-95, además de contar con la cuarta nómina más baja: $61 millones, que provocó que se alejaran de una afición muy decepcionada.

Rojas es de los que considera que este equipo es mejor que la versión anterior. “Tenemos una base muy sólida, eso fue lo que vinimos a hacer, construir las bases, tener un equipo competitivo por mucho tiempo’’, agregó el venezolano. “No hemos ganado aún nada, pero son cosas que esperamos que de ahora en adelante lo podamos lograr. De la boca para afuera se pueden decir muchas cosas. Hay que hacerlo en el terreno’’.

Con información de: Nuevo Herald. / Foto: Cortesía.

Periodista, Grelys Vargas.

Para obtener información al instante, únete a nuestro grupo de Whatsapp a través de éste https://wa.me/qr/JBQICRYC7TZAN1

Estamos en Telegram, únete a nuestro canal t.me/miaminews24oficia