Locura total en Miami Beach: argentinos inundaron las calles para celebrar

59
argentinos en miami
Foto Cortesía

Cientos de personas disfrutaron hoy en Miami Beach, la zona donde radica una gran mayoría de los argentinos asentados en el sur de Florida, del juego entre Argentina y Francia con la consiguiente victoria albiceleste.

Te Puede Interesar: ¡Nace una leyenda! Messi y Argentina campeón del Mundial de Qatar

La emoción se vivió en grande y la adrenalina estuvo en su punto máximo. Y es que desde temprano, la alegría se apoderó de todos en la esquina de la calle 73 de Collins Avenue en la playa. En los restaurantes del área la emoción reinaba.

Las calles de Miami se llenaron de argentinos

Podías viajar en el bus de la línea S o ser el conductor del Lamborghini de cientos de miles de dólares: en cualquier caso te tocaba esperar democráticamente a que el policía de tránsito lograse abrir un claro en Collins Ave y 73rd St. entre los argentinos que festejaban que su selección nacional de fútbol, de la mano de su capitán Lionel Messi, había ganado el Mundial Qatar 2022.

La espera era larga: de los tres carriles de la avenida principal de Miami Beach, solo uno permitía, cada tanto, el paso de los automóviles. Y mientras tanto los argentinos te cantaban en la ventanilla y te agitaban la bandera celeste y blanca frente al capot y te ofrecían Fernet con Coca-Cola en vasitos de plástico. En algún momento terminabas por sacar el celular y grabarlos.

Porque nunca se vio algo así en Miami Beach.

La locura total en Miami Beach (Foto: Carolina Álvarez para Infobae)

Llenas las calles y veredas

Collins Ave no sólo es importante, sino que en varios tramos desde South Beach hasta Bal Harbour es la única vía hacia el norte. Nunca se corta. La excepción de los últimos años fue el derrumbe del edificio de Surfside, donde murieron 98 personas. Pero el tercer triunfo mundial de La Scaloneta —muy esperado desde el último, en 1986, con Diego Maradona— simplemente llenó las veredas y el asfalto de gente, y el corte resultó un fait accompli.

Inédito: marea humana en Miami Beach, algo totalmente inusual. (Foto: Carolina Santurian para Infobae)

Centenares de personas llegaron al Pequeño Buenos Aires en la mañana del domingo 18 de diciembre para ver la final inolvidable de la copa FIFA entre Argentina y Francia. Algunos incluso esperaron desde las 2 de la madrugada frente a Manolo, la cafetería-restaurante favorita para ir a mirar todos los partidos de fútbol.

Hinchas por todos lados

A las 9 de la mañana, justo en diagonal a la esquina con los mejores churros de Miami, abrió sus puertas el Bandshell, un anfiteatro comunitario al aire libre que proyectó en pantalla gigante la transmisión del partido en directo.

Desde entonces, la playa norte quedó vestida de celeste y blanco: los hinchas, los bebés, los perros, todos llevaban las camisetas de la selección sudamericana. Una bandera con la imagen de Maradona completaba la liturgia.

¡Lo que se vivió en el momento del partido! ¡Una ansiedad! —recordó Rodrigo Balseiro, un argentino emigrado a la playa—. Al principio sentías que ya estaba, que Messi iba a tocar la copa del mundo, y después que se nos escapaba.

—Qué manera de sufrir —lo interrumpió un compatriota que pasaba.

—Con el tercer gol, increíble, de Messi, pensabas “3 a 2, ya está, ahora sí”. —siguió Rodrigo— Y nos comimos un penal tonto.

La infartante definición por penales no lo preocupaba mucho: “Sabía que el Dibu los iba a atajar”. No obstante, cuando Gonzalo Montiel pateó el penal que marcó el triunfo, sintió “algo inexplicable”, dijo. “Me arrodillé. Lloré. Fue el momento más hermoso de mi vida”.

Información de | Infobae

Obtén información al instante, únete a nuestros grupos de:

Whatsapp y Telegram

Síguenos en Nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @miaminews24official

Twitter: @miaminews24

Facebook: Miaminews24.com