Miami Beach discute formas de controlar el caos del Spring Break

Miami Beach discute formas de controlar el caos del Spring Break

0 280

(Miaminews24):- Los comisionados de Miami Beach están considerando un sinfín de ideas para acabar con los serios problemas que año tras años provocan las vacaciones de primavera en South Beach. Entre las ideas que se barajan está hacer arrestos por posesión de marihuana, prohibir el alquiler de las motocicletas scooter, limitar la venta de alcohol y hasta poner en altavoces musica clásica para alejar a las hordas de visitantes.

Los funcionarios no votaron en la reunión de la Comisión de Miami Beach del miércoles, aunque sí discutieron lo ocurrido durante un frenético fin de semana de las vacaciones de primavera que atrajo a una cantidad de vacacionistas tan abrumadora que obligó a la policía a cerrar temporalmente el tráfico hacia la playa por el viaducto MacArthur el sábado por la noche.

Los comisionados discutieron ideas sobre de qué forma manejar mejor la cada vez más grande aglomeración de personas —una situación que aumenta año tras año— y le sugirieron al administrador de la ciudad Jimmy Morales que contratara a un consultante independiente para ayudar a que la ciudad pueda establecer un plan con el que enfrentar los repletos fines de semana del spring break.

Varios comisionados dijeron que todas las ideas deberían discutirse. Entre ellas, revisar los reglamentos de la ciudad para poner multas por posesión de una determinada cantidad de marihuana en lugar de efectuar un arresto. Esta medida se adoptó en junio de 2015, cuando la policía dijo que se hubiese podido ahorrar $40,000 al año en costos relacionados con arrestos y el encausamiento de casos por posesión de marihuana.

“Tenemos que revocar la legislación sobre la marijuana”, dijo la comisionada Kristen Rosen González. Otro comisionado, Ricky Arriola —quien a menudo tiene discrepancias con Rosen González en las reuniones— estuvo de acuerdo.

“Deberíamos analizar bien nuestras leyes sobre la marihuana”, dijo Arriola.

Rosen González, que aspira al Congreso, hizo otra sugerencia: utilizar potentes altavoces para poner un tipo de música que los vacacionistas detesten, para de este modo, acabar con las ruidosas fiestas en la arena. Quizás marchas de John Philip Sousa o algo de Mozart.

“Creo que tenemos que hacer algo drástico”, dijo González.

Un cambio que ya está en camino es la prohibición de alquiler de las scooters durante fechas de “alto impacto”, o en períodos en que los administradores de la ciudad pronostican que se concentrarían miles de visitantes en el pequeño distrito de entretenimiento de South Beach. La comisionada John Elizabeth Alemán es quien patrocina el proyecto de ley, que se está estudiando y redactando y se cree podría estar en una agenda futura de la Comisión.

Los problemas para controlar a la multitud alcanzaron su peor momento el sábado pasado, en un punto culminante de las vacaciones y en pleno fin de semana por el Día de San Patricio, cuando una densa muchedumbre de entre 5,000 y 6,000 vacacionistas abarrotaron Ocean Drive a tal punto que la policía no podía lidiar con semejante número de personas. Estruendosos ruidos, entre ellos el de una pelea donde hubo botellas lanzadas, provocaron graves estampidas por Ocean Drive que llevó a que los dueños de dos populares clubs, el Mango’s Tropical Cafe y el Clevelander, decidieran cerrar el servicio en las aceras, después que las mesas fueron derribadas y los camareros no podían llegar hasta ellas.

En muchas ocasiones, los residentes se han quejado de las cada vez más rampantes borracheras en la calle, aí como de personas que orinan en la vía pública y el cada vez más propagado consumo de marihuana.

La incontrolable masa de personas y autos que llenaron las calles de South Beach hizo que la policía decidiera cerrar el viaducto en dirección este durante cerca de una hora.

“El tráfico no se movía hacia ninguna parte en South Beach”, le dijo Dan Oates, jefe de la policía de Miami Beach, a los comisionados. “Consideramos que se trataba de una situación peligrosa en términos de que se pudieran desplazar los vehículos de emergencia por la Playa”.

Tampoco la ciudad sacará a los visitantes de la arena en horas tempranas de la tarde para recoger la basura, lo que hacía llenar sitios ya abarrotados de personas como Collins Avenue y Ocean Drive, repletando más todavía unos espacios que son pequeños. Ahora, la basura se recogerá tarde en la noche.

Morales sugirió otras medidas que se entrarían a considerar después, entre ellas aumentar la presencia policial con agentes de otras ciudades y municipios, limitar la venta de alcohol, y anunciar las reglas de la ciudad a grupos estudiantiles universitarios, donde se les diría que muchos visitantes podrían llenar South Beach.

Fuente: Miami Herald
Miaminews24.
Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder