Miami Open quiere volver a ser el quinto ‘Grand Slam’

Miami Open quiere volver a ser el quinto ‘Grand Slam’

referencial

El Miami Open, segundo Masters 1.000 del calendario y conocido en la década de los noventa y a principios del nuevo siglo como el quinto ‘Grand Slam’, por las instalaciones y la presencia de los mejores jugadores, había perdido en los últimos tiempos la carrera con Indian Wellls. Sobre todo desde que el magnate Larry Ellison tomó la propiedad del certamen en el desierto californiano. Allí no había límites para construir algo que sí encontró la organización de Miami en las instalaciones del Crandon Park situadas en Cayo Vizcaíno.

Eso obligó a IMG, empresa que explota el torneo, abuscar una nueva sede y la han encontrado en el Hard Rock Stadium, habitual sede de los Dolphins, equipo de la NFL. Por eso las pistas en las que se jugará la semana que viene el certamen tienen los colores corporativos del equipo.

Stephen Ross, propietario de la franquicia, y el alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, han colaborado para reconvertir la zona en un complejo tenístico.

Destaca el estadio principal, con capacidad para 14.000 espectadores, además de un total de 30 pistas. La pantalla que dará la bienvenida a los aficionados será la más grande jamás visto en estadios de tenis. La inversión ha ascendido a cerca de 60 millones de dólares.

La red de la pista central está ubicada en la línea de la yarda 50. Se utilizarán pantallas para tapar las secciones de asientos que no se utilizarán por falta de visibilidad.

 

Cortesía

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder