MARTE archivos - Miami News 24
Etiquetas Mensajes etiquetados con "MARTE"

MARTE

Alyssa Carson, apodada “blueberry” por su traje azul de astronauta, que actualmente es su marca registrada, tiene 18 años y es astronauta de la NASA. La joven planea ser la primera mujer joven en viajar a martes, específicamente dese hacerlo para el año 2033.

Actualmente, Carson se desempeña como embajadora de la misión One Mars, que tiene el objetivo de establecer una colonia humana en el planeta rojo.

Carson visitó la Argentina por primera vez esta semana. Llegó en el marco de la celebración del primer aniversario de la iniciativa WINN (Women in te News Network). La organización convocó a la joven como principal oradora. En la charla contó su experiencia y se refirió a la importancia de nunca abandonar los sueños profesionales.

Según Infobae, la astronauta supo que quería dedicarse a ello desde pequeña. Su familia y su padre, Brett Carson, la apoyaron incondicionalmente. En la charla le consultaron por el inicio de su carrera y dijo: «Tanto insistí que mi padre terminó anotándome en un Space Camps» o campamentos espaciales organizados.

Finalmente se acercó a la NASA y la alentó para que comience un exigente y riguroso viaje físico y mental. Su idea fue tomando forma y realidad.

A Alyssa la apodan “blueberry” por su traje azul de astronauta, que actualmente es su marca registrada.

En la conferencia comentó que ha pasado por arduas horas de estudio en la NASA y que a su vez planea ingresar al Instituto Tecnológico de Massachusets, con el objetivo de graduarse como bióloga.

En perspectiva, la misión que Carson planea concretar, es de extrema complejidad. Según el astrónomo argentino Miguel de San Martin, miembro de la NASA, «aterrizar en Marte es mil veces más difícil que poner un hombre en la Luna. Porque queda más lejos, porque al astronauta hay que exponerlo a la radiación, se llega a altas velocidades y después para despegar de Marte, que tiene una gravedad mucho más alta, se necesita un cohete más grande».

Entrenamientos

Alyssa entrena en el Centro Marshall de Vuelos Espaciales todos los días. Además participa de los campamentos formativos de la NASA y realiza experimentos y prácticas con elementos de robótica y aviación.

Fuente: Rosario3.

Dos astronautas se entrenan esta semana en las profundidades del mar frente a la costa de Florida para las «condiciones hostiles» de futuras misiones a la Luna y Marte, y de paso siembran corales para salvar en la Tierra sus amenazados arrecifes.

«Estamos listos para ir a vivir y trabajar en el fondo del océano», escribió este martes en su cuenta de Twitter Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la Agencia Espacial Europea (ESA) que comanda la misión a unos 19 metros bajo la superficie marina, cerca de Cayo Largo.

La nueva edición de la Misión de Operaciones en Ambientes Extremos de la NASA (NEEMO, en inglés) reúne a astronautas y «un equipo de apoyo en tierra» de las agencias espaciales estadounidense y europea, así como expertas medioambientales que trabajarán hasta el próximo 20 de junio en pruebas para viajes de larga duración.

Una de ellas está relacionada con la construcción e instalación de «árboles de coral» en las inmediaciones de la Base de Arrecifes Acuario, reserva submarina que la Universidad Internacional de Florida (FIU) tiene a unos 10 kilómetros de la costa de Cayo Largo.

«En el interior de Acuario, los acuanautas y los astronautas abordarán una serie de experimentos e investigaciones humanas relacionadas con los viajes espaciales de larga duración», manifestó Bill Todd, líder del proyecto NEEMO 23, en un comunicado.

Cristoforetti está acompañada de la candidata a astronauta de la NASA Jessica Watkins y las investigadoras marinas Shirley Pomponi y Csilla Ari D’Agostino, entre otros especialistas en hábitat.

«En muchos sentidos, Acuario funciona como la Estación Espacial, con procedimientos establecidos, roles y líneas de tiempo ajustadas», manifestó Cristoforetti al inicio de la misión.

Durante su misión, las astronautas imitan bajo el mar algunas de las destrezas necesarias para explorar la superficie de otros planetas mientras ayudan a salvar los corales, indicó por su parte la Fundación de Restauración de Coral (CRF, en inglés), organización no gubernamental que participa en NEEMO 23.

«Las travesías diarias del fondo marino, o las actividades extravehiculares en la jerga espacial, están repletas de tecnología y pruebas de concepto de operaciones, así como de complejas ciencias marinas», dijo Todd.

Durante su misión, las astronautas viven y trabajan bajo el agua junto a científicos marinos para entrenarse en vuelos espaciales y otros objetivos relacionados con misiones espaciales, como la Estación Espacial Internacional (EEI) y futuras misiones al espacio profundo a la Luna y Marte.

«No sucede todos los días que llegas a vivir diez días bajo el agua donde tienes esta flora y fauna marina increíblemente rica», manifestó Cristoforetti.

Los «árboles de coral» fueron desarrollados por CRF y ahora son utilizados por los grupos de restauración de coral de todo el mundo para el crecimiento rápido de grandes cantidades de corales.

Se trata de una estructura de PVC (policloruro de vinilo) atada al fondo del mar y con flotadores en la parte superior, a la que se le cuelga hasta un centenar de fragmentos de coral, del tamaño de un dedo, para que se desarrollen.

Los corales crecen y se reproducen sexualmente a través del desove, pero también asexualmente mediante la «fragmentación», cuando, mediante condiciones favorables, una rama se rompe y cae sobre el arrecife, y puede volver a unirse y comenzar a crecer una nueva colonia.

Este segundo proceso es aprovechado por CRF, que ya tiene siete viveros en Florida que albergan hasta once especies de corales.

La siembra de corales en aguas profundas supone otro reto para los ambientalistas, explicó Amelia Moura, directora del programa científico de CRF.

Moura precisó que el ambiente en la base Acuario es «completamente diferente» a los sitios en donde tradicionalmente cultivan corales.

«Es una oportunidad emocionante para comprender mejor cómo diferentes especies de coral y diferentes cepas genéticas dentro de ciertas especies reaccionan a diferentes ambientes, diferentes comunidades de peces y diferentes condiciones de luz», indicó.

Al finalizar NEEMO 23, FIU se hará cargo del nuevo vivero, estudiará los corales jóvenes, observará las tasas de nutrientes y herbívoros y cómo estos cambios están influenciados al ser en las profundidades del mar en la base Acuario.

Fuente: Diario las Américas

El Gobierno del presidente Donald Trump pidió este lunes al Congreso que agregue 1.600 millones de dólares al presupuesto de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) para «volver a la Luna e ir a Marte».

La solicitud de incrementar los presupuestos tiene lugar dos meses después de que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, anunció que reduciría a cuatro años el plazo de la NASA para poner a los astronautas en la Luna de nuevo.

«Bajo mi Administración vamos a restaurar la grandeza de la NASA y volveremos a la Luna, iremos a Marte. Estoy actualizando mi presupuesto para incluir 1.600 millones de dólares adicionales para que podamos regresar al espacio a lo grande», aseveró Trump en su cuenta de Twitter.

Esto supondría que un gasto en la NASA de unos 22.600 millones de dólares para el año fiscal 2020. Según documentos de la agencia estadounidense, el aumento del presupuesto se destinará en gran medida a la investigación y el desarrollo de un sistema de aterrizaje lunar.

Fuente: Diario las Américas

Marte
Referencial

Especialistas de la agencia AI SpaceFactory ganaron el Reto del Centenario de la NASA de construir una vivienda para los astronautas en Marte y la Luna con una impresora 3D. La organización publicó un vídeo de la impresión en 3D de la vivienda marciana MARSHA a escala 1:3 que ocupó el primer puesto en el concurso. La NASA entregó a la agencia 500.000 dólares.

 

 

Estas estructuras tendrán que construirse con los materiales que se puedan encontrar en el planeta.

Según la página web del proyecto, las viviendas en la Tierra están diseñadas principalmente para la gravedad y el viento, mientras que las condiciones especiales en Marte apuntan a una estructura optimizada para manejar la presión atmosférica interna y las tensiones estructurales: un módulo vertical.

La primera misión de la vivienda marciana es crear una atmósfera similar a la de la Tierra. MARSHA se convierte en una pequeña burbuja de Tierra en un mundo distante, señalan los especialistas.

Un sistema de doble capa permite aislar la contracción natural causada por los cambios extremos de temperatura en Marte.

Se prevé que la vivienda tendrá varios niveles para dividir el espacio y contará con una cocina, un laboratorio, un jardín y un gimnasio, entre otras comodidades.

Los científicos opinan que la tecnología de impresión 3D permitirá construir una cantidad ilimitada de módulos residenciales interconectados y no limitar la cantidad de colonos en Marte.

cortesía:sputnik

La NASA anunció hoy que la sonda que orbita la atmósfera de Marte se acercará aún más hoy al planeta rojo para convertirse en un satélite de retransmisión de datos para el vehículo explorador de la misión Marte 2020 de la agencia espacial que será lanzado el próximo año.

La operación reducirá el punto más alto de la órbita elíptica de la nave espacial de 6.200 a 4.500 kilómetros sobre la superficie, indicó el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

En los próximos meses, los ingenieros de la NASA aprovecharán la resistencia de la atmósfera superior de Marte para reducir gradualmente la velocidad de la nave espacial, órbita por órbita.

La órbita de esta nave espacial de cuatro años llamada Maven, siglas en inglés de Mars Atmosphere and Volatile Evolution, no será drásticamente más corta que su actual órbita, pero incluso este pequeño cambio mejorará significativamente su capacidad de comunicación.

«Es como usar un celular», dijo Bruce Jakosky, principal investigador de Maven de la Universidad de Colorado, Boulder. «Mientras más cerca esté uno de una torre de telefonía móvil, más fuerte será la señal».

Además, estar 1.500 kilómetros más cerca permitirá a la sonda orbitar Marte con más frecuencia: 6,8 órbitas por día terrestre, en comparación con las 5,3 anteriores, con lo que se comunicará con más frecuencia con el vehículo explorador de Marte.

Durante los periodos desocupados, Maven seguirá estudiando la estructura y composición de la atmósfera superior de Marte.

«La nave espacial Maven ha realizado una labor fenomenal en lo que respecta a enseñarnos cómo perdió Marte su atmósfera y a otras ideas científicas importantes sobre la evolución del clima marciano», dijo Jim Watzin, director del Programa de Exploración de Marte de la NASA.

Maven ya completó su misión de dos años en el espacio, pero su combustible le permitirá continuar hasta el 2030, dijo la NASA.

El orbitador lleva una radio de frecuencia ultra alta que le permite transmitir datos entre la Tierra y los vehículos exploradores o módulos de aterrizaje en Marte, incluyendo el vehículo explorador Curiosity.

Los ingenieros de la NASA empezarán a reducir cuidadosamente la parte más baja de la órbita de la nave espacial hacia la atmósfera superior marciana en los próximos días encendiendo sus propulsores.

La nave espacial orbitará Marte a su altitud más baja cerca de 360 veces en los próximos dos meses y medio y perderá velocidad ligeramente con cada paso por la atmósfera, indicó la NASA.

Fuente: Xinhua español

 

nasa

El pasado miércoles, la agencia seleccionó el 2 de marzo como la fecha para el primer vuelo de prueba no tripulado, y una fecha no revelada en julio para cuando los astronautas estadounidenses finalmente protagonicen un lanzamiento y colocación en órbita desde suelo y con equipos estadounidenses.

Los astronautas no han viajado al espacio desde los EE. UU., a partir del cierre del programa de transbordadores de la NASA en 2011.

El programa de la tripulación comercial de la agencia ha estado trabajando con SpaceX “durante todo el mes de enero” para asegurarse de que esté “listo para aprender información crítica que nos ayudará a volar con mayor seguridad a nuestras tripulaciones”, dijeron los funcionarios.

La cápsula “Crew Dragon” de SpaceX se utilizará para ambos lanzamientos, el segundo de los cuales enviará a dos astronautas estadounidenses a la Estación Espacial Internacional.

“Todavía hay muchos pasos críticos que completar antes del lanzamiento y, si bien estamos anticipando ansiosamente estos lanzamientos, vamos a revisar nuestros preparativos de vuelo de prueba y las revisiones de preparación”, explicó la gerente de CCP, Kathy Lueders. “Estamos entusiasmados de ver que el hardware que hemos seguido a través del desarrollo, la integración y las pruebas en tierra se ponen en marcha”.

Según la NASA, el lanzamiento de julio no solo será histórico, sino también económico.

Se tiene previsto enviar a dos astronautas estadounidenses a la Estación Espacial Internacional.

“El Programa de la tripulación comercial de la NASA devolverá los lanzamientos de vuelos espaciales al suelo de los EE. UU., brindando acceso seguro, confiable y rentable a la órbita terrestre baja y a la estación espacial”, dijo la agencia, “en sistemas que cumplen con los requisitos de seguridad y rendimiento”.

“Todavía hay muchos pasos críticos para completar antes del lanzamiento”, señaló Lueders. “Y mientras estamos ansiosos anticipando estos lanzamientos, veremos los preparativos de vuelo de prueba y las revisiones de preparación”.

Los primeros dos vuelos de SpaceX serán finalmente “ensayos de vestuario” para futuras misiones que cuentan con astronautas a bordo, según los funcionarios.

La NASA también espera enviar astronautas al espacio usando cápsulas fabricadas por Boeing. El primer vuelo tripulado, sin embargo, no se espera hasta al menos agosto. Se supone que una prueba “sin tripulación” bajará en abril.

“Después de los vuelos de prueba, la NASA revisará los datos de rendimiento y resolverá cualquier problema necesario, para certificar los sistemas para las misiones operativas”, dijo la agencia. “Al igual que con todo el desarrollo de vehículos de vuelo espacial humano, aprender de cada prueba y ajustar según sea necesario para reducir el riesgo para la tripulación puede anular las fechas de planificación”.

Con información de New York Post/Cortesía:miamidiario

(MiamiNews24).-Una nave de la NASA buscará pistas sobre si alguna vez hubo vida en Marte mediante el análisis de las rocas de un antiguo lago y un delta, dos accidentes geográficos que podrían conservar signos de antiguos organismos, informó hoy la agencia espacial.

La NASA había estado debatiendo durante cinco años sobre cuál era el mejor lugar en el que debía aterrizar su nave, que viajará al espacio en julio de 2020.

Después de estudiar más de sesenta lugares diferentes en Marte, la NASA anunció hoy que su nave -un vehículo espacial diseñado para moverse sobre la superficie del planeta- se dirigirá a un cráter de 45 kilómetros de diámetro, llamado Jezero, donde recogerá muestras de rocas y suelo.

En una conferencia telefónica, el científico Ken Farley, que trabaja para el proyecto Marte 2020 en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, explicó que el cráter es el antiguo hogar de un río, por lo que podría haber conservado signos de moléculas orgánicas y microbios.

«Es muy atractivo desde el punto de vista científico. Lo primero, los lagos en la Tierra son buenos lugares para la vida e inevitablemente en ellos hay algo de vida. Lo segundo, es que el delta es extremadamente bueno en la preservación de biofirmas, es decir, muestras de que hubo vida», explicó Farley.

Además, el antiguo lago, que tuvo 250 metros de profundidad, tiene cinco tipos de rocas diferentes: desde arcillas y rocas carbonáticas, que pueden preservar señales sobre antiguos organismos, hasta rocas volcánicas, que podrían ofrecer pistas sobre la evolución volcánica de Marte.

El objetivo, comentó Farley, es averiguar primero cómo era el ambiente en el planeta rojo y luego tratar de entender qué tipo de vida podía haberlo habitado.

Los resultados de misiones especiales anteriores demuestran que Marte no fue siempre un desierto rojo, sino que tuvo una gran actividad volcánica (como muestran los cráteres) y que, además, llegó a albergar agua líquida en la superficie, lo que significa que podría haber contado con una atmósfera apta para la vida.

La NASA inició en 2012 un programa que tiene como objetivo el lanzamiento de un vehículo de exploración a Marte en el año 2020.

fuente:DLA.

Heavy

(Miaminews24).- El descapotable eléctrico Tesla que salió de la Tierra a bordo del primer cohete Falcon Heavy ha abandonado la órbita terrestre y se adentra en espacio profundo, pero su destino no será Marte.

Al cabo de tres igniciones del propulsor al que va fijado el coche, la trayectoria precisa para encaminarse a la órbita de Marte ha sido excedida y el ‘coche espacial’ se dirige hacia el cinturón de asteroides, según explicó en su cuenta de Twitter Elon Musk, el presidente de Tesla y de Space X, fabricante del cohete.

El primer cohete Falcon Heavy

En cualquier caso, Musk ha logrado todos sus objetivos. En primer lugar, estrenar con éxito su cohete pesado, con 70 metros de altura y capaz de elevar a la órbita hasta 65 toneladas.

También ha conseguido por primera vez recuperar las primeras etapas de los tres propulsores del cohete, que regresaron a la Tierra de forma controlada minutos después del despegue.

Y en último lugar, una campaña publicitaria espectacular para su compañía de coches eléctricos.

Una vez en órbita, el carenado de la cápsula superior del cohete Faclon Heavy se desprendía para dejar a la vista un Tesla roadster rojo cereza, con un maniquí al volante bautizado como ‘Starman’.

Un vídeo transmitido en vivo por Musk en su cuenta de Twitter mostró el brillante automóvil flotando en la oscuridad del espacio hasta que la Tierra apareció a la vista llenando el fondo.

Fuente: EFE

Miaminews24.

 

(Miaminews24).- Los Saraperos de Saltillo comienzan a brindarle armas al nuevo mánager Lenin Picota y a su staff de pitcheo, y por ello han hecho el anuncio oficial de la incorporación del zurdo dominicano Kelvin Marte, quien viene a apuntalar la rotación abridora del Sarape de cara a la campaña 2018 de la Liga Mexicana de Beisbol.

El zurdo serpentinero de 30 años fue puesto como agente libre por los Marlines de Miami el pasado 6 de noviembre del 2017, luego de 32 actuaciones con la sucursal Triple A, donde arrojó marca de 3-5 y 4.50 de porcentaje de carreras limpias admitidas en 86.0 innings lanzados, recetando 69 ponches por 42 pasaportes.

Con los Leones del Escogido en su natal República Dominicana, Kelvin Marte tuvo números discretos en esta campaña invernal, ya que en 11 aperturas registró marca de 1-1 con 4.05 de efectividad en 40.0 entradas de trabajo, recetando apenas 22 chocolates por 14 bases por bola.

Fue en 2016 cuanto tuvo su primera y única oportunidad en el beisbol de las Grandes Ligas con la franela de los Piratas de Pittsburg; apenas lanzó tres entradas y un tercio en par de compromisos, donde le conectaron cinco imparables, dos de ellos cuadrangulares, para cinco carreras limpias.

Con el arribo de Kelvin Marte, los Saraperos suman ya siete extranjeros a su campo de entrenamiento, sin contar a los de proceso de naturalización.

Fuente: zocalo

Miaminews24.

concurso

(Miaminews24).- Cuando se cumplen 45 años de la última pisada humana en la Luna, el presidente estadounidense, Donald Trump, instó este lunes a la NASA a «soñar en grande» y establecer «una base» en el satélite como paso previo para llegar en la primera misión tripulada a Marte.

«Esta vez no solo colocarán la bandera y dejarán su huella en la Luna, sino que también establecerán una base para un eventual viaje a Marte, y quizá, algún día, a muchos mundos más allá», sostuvo Trump en una ceremonia en la Casa Blanca en referencia a la última caminata lunar de la misión Apolo 17 en 1972.

La histórica llegada de astronautas a la Luna se produjo el 20 de julio de 1969 cuando Neil Armstrong pronunció su famoso «es un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad».

Desde ese momento, solo 12 personas han pisado la Luna, todos ellos estadounidenses

El mandatario hizo el anuncio durante la firma de la Directiva de Política Espacial 1, que busca consolidar como meta explícita del gobierno estadounidense establecer la base en la Luna y el viaje a Marte.

Trump aseguró que la directiva «reenfocará el programa espacial de EE.UU. en la exploración humana y el descubrimiento».

De acuerdo con el texto oficial, se modificará «la política de vuelos espaciales tripulados del país para ayudar a EE.UU. a convertirse en la fuerza principal en la industria espacial, obtener nuevos conocimientos del cosmos, e impulsar tecnología increíble».

«Imaginen la posibilidad que nos espera en esas hermosas y enormes estrellas si nos atrevemos a soñar a lo grande. Eso es lo que nuestro país está haciendo de nuevo, estamos soñando a lo grande», recalcó Trump.

Planeta Marte

El presidente estadounidense estuvo acompañado en el acto por el director interino de la NASA, Robert Lightfoot; Peggy Whitson, la primera mujer astronauta comandante de la Estación Espacial Internacional (EEI), y por el vicepresidente, Mike Pence.

La última vez que EE.UU. envió una misión tripulada fuera de la órbita terrestre fue en 1972, en la Apolo 17, y en la que dos de sus astronautas, Eugene Cernan y Harrison «Jack» Schmitt, llevaron a cabo tres caminatas sobre la superficie lunar.

El propio Schmitt, de 85 años, estuvo también presente en el acto, 45 años después de su paseo lunar.

En su intervención, el vicepresidente Pence, que preside el Consejo Nacional Espacial, afirmó que «EE.UU. parece haber perdido su ventaja en el espacio».

«Antes que liderar en el espacio, demasiado a menudo nos hemos dejado llevar y, como aprendimos 60 años atrás, cuando nos dejamos llevar nos quedamos atrás»

Desde 2011 la NASA no cuenta con vehículos espaciales propios y sus astronautas deben viajar en cápsulas rusas para desplazarse a la Estación Espacial Internacional, aunque se espera que a finales del próximo año comiencen a trasladarse en cohetes espaciales privados de empresas como SpaceX.

Tanto George H. W. Bush como Barack Obama, los últimos dos predecesores de Trump en la Casa Blanca, llamaron a revitalizar el programa espacial y regresar a la Luna, aunque Obama finalmente apostó más por el proyecto a Marte.

Ambos chocaron, sin embargo, con problemas de financiación por parte del Congreso estadounidense, por lo que está por ver si Trump lo conseguirá.

En declaraciones a la radio pública NPR, John Logsdon, historiador del espacio de la Universidad George Washington, no se mostró sorprendido por la propuesta.

«La cuestión ahora es si la Casa Blanca propondrá y el Congreso aportará los fondos necesarios para convertir las palabras en realidad», sostuvo Logsdon.

Fuente: Telemundo

Miaminews24.