Seguridad nacional fue el tema que destacó en el II debate demócrata

486
Foto del 2do debate republicano organizado por la cadena CBS. (Foto: NY Times).

Un día después de los ataques terroristas mortales en París, Hillary Rodham Clinton se postuló a sí misma como la más fuerte comandante en jefe en un mundo incierto, incluso cuando se vio obligada a defender la respuesta de la administración Obama sobre la guerra frente a los militantes del Estado islámico.

«Esta elección no es sólo acerca de la elección de un presidente, se trata también de la elección de nuestro próximo comandante en jefe», dijo Clinton en el segundo debate de los demócratas de la campaña presidencial.

Pero casi de inmediato se enfrentó a las críticas de sus oponentes, cuando el senador de Vermont, Bernie Sanders, comentó sobre la actual inestabilidad en el Medio Oriente, diciendo que el actual gobierno no ha sido realmente contundente para frenar la violencia.

Clinton dijo que el terrorismo ha estado en erupción desde hace décadas, mencionando específicamente los ataques del 11 de septiembre de 2001. Ella dijo que los recientes disturbios en Libia y otras partes del Medio Oriente eran un síntoma de un «arco de inestabilidad del norte de África a Afganistán.»

Ella rechazó la idea de que haya una amenaza creciente del Estado Islámico sobre Estados Unidos.

El gobernador de Maryland, Martin O’Malley también participó del debate, quien abordó otros temas que preocupan a los ciudadanos, incluyendo la economía, «Obamacare» y la reforma migratoria. O’Malley recibió aplausos de la audiencia de los demócratas cuando él habló en contra del republicano favorito Donald Trump, a quien llamó un «inmigrant-bashing carnival barker», que se refiere a un atacante de los inmigrantes abiertamente.

El terrorismo internacional, estuvo en la mente de los candidatos presidenciales, quienes dejaron ver su división de política exterior dentro del Partido Demócrata.

Sanders abogó por un enfoque de no más intervenciones, la defensa de los países musulmanes para liderar la lucha y el argumento de que la guerra contra los militantes del Estado Islámico es sobre el «alma del Islam.»

En las últimas semanas, Clinton ha abogado por un papel más agresivo de Estados Unidos en el conflicto sirio, pidiendo una zona de exclusión aérea sobre el área, un movimiento que la administración Obama se opone. Pero ella estaba junto a su oposición a la búsqueda de una declaración formal de guerra contra el Estado Islámico.

MiamiNews24