De nuevo Florida es un estado clave en las elecciones

950

(Miaminews24).- Ningún candidato ha podido declararse victorioso sin haber ganado el estado de Florida.

A pocas horas de que el drama electoral llegue a su fin, los candidatos presidenciales han redoblado sus esfuerzos sobre el estado de Florida.

En la última semana se han hecho presentes tanto la demócrata Hillary Clinton como el republicano Donald Trump, al igual que el candidato demócrata a la vicepresidencia, Tim Kaine, el presidente Barak Obama y el ex presidente Bill Clinton, en distintos eventos a lo ancho y largo del estado.

Y es de esperar, Florida –el mayor de los estados indecisos con sus 29 votos electorales– podría representar el golpe definitivo para cualquiera de los candidatos.

“En el caso de Trump, su camino a la Casa Blanca se hace prácticamente imposible sin ganar Florida”, explica Casey Klofstad, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Miami , mientras que si Clinton se lleva el triunfo tendrá las llaves a la Casa Blanca casi aseguradas.

Es por esta razón que los condados de Miami-Dade y Broward son dos de los más importantes en el país.

“Broward ustedes tienen la responsabilidad de elegir al nuevo presidente”, aseguraba Clinton en un acto político el pasado 2 de noviembre.

Mientras que Trump recordaba la importancia de ir a votar en un encuentro con sus simpatizantes en Miami-Dade, al día siguiente: “Florida, imagínense que estamos perdiendo y salgan a votar”.

Mientras que el presidente Obama invitaba a los residentes de Florida a votar anticipadamente en un acto en la Universidad Internacional de Florida (FIU).

Y es que la pelea en Florida se reduce a que cada votante acuda a las urnas.

Según encuestas publicadas por sitio Fivethirtyeight.com, Trump tendría una ligera ventaja sobre Clinton, mientras que el sitio POLITICO asegura que los demócratas llevan la ventaja en los votos emitidos por adelantado desde el pasado 24 de octubre.

Klofstad concuerda con un posible triunfo de Clinton en Florida e incluso predice que ganaría con una mayor ventaja que Obama, quien hace cuatro años superó al republicano Mitt Rommney con menos del 1% de los votos.

El experto considera que el electorado latino en Florida será el factor decisivo en la contienda electoral, sobre todo la nueva migración de Puerto Rico, que tiende a favorecer a los candidatos demócratas.

“A medida que la situación económica en Puerto Rico empeora, más puertorriqueños están migrando a la Florida, y esta población, a diferencia de otras comunidades latinas, son ciudadanos norteamericanos y tienen derecho a votar”.

Los resultados de Florida tienen un historial como elemento fundamental en las elecciones presidenciales. Obama triunfó dos veces aquí, primero sobre John McCain en el 2008 y otra vez sobre Romney en el 2012.

El ex presidente George W. Bush también cosechó victorias consecutivas en Florida, primero contra Al Gore en el 2000, por un margen tan estrecho que requirió un recuento de votos, y en el 2004 contra John Kerry.

Las elecciones de 1992 marcaron la transición de un estado mayoritariamente republicano a un estado indeciso. Fue en ese año que Bill Clinton perdió por solo 100,000 votos contra el entonces mandatario, George Bush, y pasaría a ganar Florida con un margen mucho más amplio en las elecciones de 1996.

Lo cual deja en evidencia que desde hace veinte años, ningún candidato ha podido declararse victorioso sin haber ganado el estado de Florida.

Fuente: el Nuevo Herald