Tribunal Supremo se mantendrá conservador tras el triunfo de Trump

750

(MiamiNews24).- La victoria de Donald Trump y el liderazgo republicano en la Cámara de Representantes y en el Senado garantizarán una corte con un impacto quizás más grande en la dirección del país por la nueva composición ideológica de esta corte, cuya trayectoria predominantemente conservadora de las últimas cuatro décadas puede durar varias más.

El legado del presidente Barack Obama, las grandes reformas con las que ha quedado definido el Estados Unidos actual donde estaba protegido el derecho al aborto, se bloqueaban leyes antiinmigrantes y se reconoció el matrimonio igualitario, fueron apuntaladas en los últimos años con sentencias del Tribunal Supremo.

Una de las primeras decisiones de Trump como presidente será el nombramiento del sustituto del juez Antonin Scalia, fallecido el pasado mes de febrero. Su triunfo en las elecciones es también el de la estrategia republicana que durante nueve meses ha bloqueado al magistrado nombrado por Obama, Merrick Garland. Así se apagó la última posibilidad de los demócratas para equilibrar la balanza entre jueces conservadores y progresistas.

Ahora Trump puede ir más allá. Al nombramiento del juez que sustituya a Scalia, uno de los más conservadores que haya pasado por las salas del Supremo, el republicano tendrá casi con toda seguridad la oportunidad de nombrar a uno o dos más, ya que los jueces Ruth Bader Ginsburg y Stephen Breyer, con 83 y 78 años respectivamente, podrían retirarse durante su primer mandato. Ambos son considerados progresistas, ambos fueron nombrados por demócratas y ambos serían sustituidos por un conservador a elección de Trump.

MiamiNews24.