El gigante tecnológico Google y Cuba firmarán acuerdo para mejorar el acceso a internet

1145

(Miaminews24).- El gigante tecnológico Google y la Empresa estatal de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) firmarán el próximo lunes un acuerdo que mejorará el acceso a la internet en la isla, uno de los países del mundo con tasas más bajas de conectividad, confirmaron este sábado fuentes cubanas.

El convenio posibilitará el acceso del país caribeño a una red de servidores llamada Google Global Cache, que almacena contenido de productos populares y amplio uso como el servicio de correo Gmail y el sitio de almacenaje de vídeos YouTube, según publican algunos medios especializados de Estados Unidos.

Este anuncio se produce una semana después de la visita de Ben Rhodes, asesor de Seguridad del presidente de EEUU, Barack Obama, a La Habana para acudir a los actos de homenaje al fallecido dictador Fidel Castro, ocasión que aprovechó para entrevistarse con autoridades cubanas sobre la normalización de relaciones.

Esta semana ya se confirmó que esas dos líneas de cruceros habían recibido el visto bueno de Cuba para realizar viajes desde Estados Unidos a la isla a partir de 2017, una ruta que se reabrió el pasado 1 de mayo por la compañía Carnival.

Desde que en diciembre de 2014, Cuba y EEUU iniciaran un proceso de “deshielo” en sus relaciones, Etecsa ha firmado acuerdos de conexión directa para llamadas de voz entre ambos países con IDT Domestic Telecom, Sprint, Verizon y más recientemente con AT&T, en agosto pasado.

EEUU ha expresado en varias ocasiones su interés porque se abra el acceso a la internet en Cuba, actualmente ubicado entre los países con una de las tasas de penetración más bajas del mundo.

El convenio de Google con la isla fue mencionado por Obama en marzo pasado, cuando en una entrevista dijo que anunciaría durante su viaje a La Habana un pacto del gigante tecnológico con la isla, para establecer más acceso wifi y de banda ancha, “necesario para que Cuba entre en el siglo veintiuno económicamente”.

En Cuba el acceso a internet en los domicilios está prohibido y solo es posible para profesionales como periodistas, abogados o académicos con una autorización gubernamental; aunque desde julio de 2015 se han habilitado por toda la isla cientos de zonas wifi en lugares públicos a unos dos dólares la hora de conexión.