Nueva York busca cambiar la cultura de “dar la teta” en lugares públicos

682

(Miaminews24).- Amamantar a un bebé es un acto natural que se hace por puro instinto. Por lo tanto, esta práctica humana  debería ser vista como algo completamente normal. Sin embargo, aún muchos en nuestra sociedad siguen viendo esto como algo inapropiado, incómodo y hasta vulgar.

Precisamente, para cambiar esta cultura, que ha hecho que muchas madres encuentren difícil  y hasta vergonzoso alimentar a sus propios hijos en público y que las ha empujado a la necesidad de esconderse, las autoridades de Salud neoyorquinas anunciaron la instalación de cinco nuevos cuartos de lactancia móvil en los cinco condados de la Gran Manzana.

El anuncio, hecho este miércoles por la comisionada del Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva York (DOHMH), la doctora Mary T. Bassett, se realizó en el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, y el mismo busca acabar con el estigma que rodea al acto de “dar la teta” en espacios públicos.

“Tenemos que reconocer que hay muchas barreras para que las mujeres amamanten sus bebés (…)  Hay mujeres que se sienten incómodas amamantando en público y queremos que esto cambie y para esas madres estas estaciones son una alternativa”, dijo Bassett durante la inauguración de la primera de estas estaciones en el vestíbulo del Museo de los Niños en Brooklyn.

La vicepresidenta de ese condado, Diana Reyna también se refirió a los obstáculos que mujeres como ella misma han enfrentado a la hora de alimentar a sus  recién nacidos. “Yo soy una madre de dos, y la lactancia materna fue un momento muy difícil y de aislamiento.  El sentirse tan sola y no asimilada crea mucha frustración y eso se lo transmiten al bebé”, aseguró Reyna.

Pero gracias a la instalación de los nuevos cuartos de lactancia móvil, las madres neoyorquinas se podrán sentir más cómodas y tranquilas cuando el reloj llame y le toque alimentar a su bebé sin importar la hora y el lugar donde se encuentre. Esto beneficiará principalmente a las madres trabajadoras.

Las nuevas estaciones, fabricadas por la compañía MamaVa, son una especie de cápsulas de bombeo y de alimentación, que permiten a las madres darle la teta a sus hijos de manera privada, cómoda y, sobre todo, segura.

“Les queremos recordar a las mujeres que pueden amamantar en cualquier lugar y en cualquier momento legalmente aquí en la ciudad de Nueva York y estas estaciones les darán esa oportunidad”, enfatizó la comisionada quien informó que sólo un tercio de las mujeres alimentan a sus hijos hasta los tres meses.

Los modernos cuartos, de 4 por 8 pulgadas de diámetro, cuentan con cómodos bancos en su interior, mesas, tomas de corriente y una puerta que puede cerrarse totalmente para privacidad.  Además de ser un ambiente tranquilo, también son espacios limpios que permiten a las madres contar con mayor higiene a la hora de alimentar a sus bebés o cuando necesiten bombear (extraer) la leche de sus pechos.

Según informó la doctora Bassett, el DOHMH tiene planeado instalar otros cuartos parecidos en el Zoológico de El Bronx, el Museo de Niños de Staten Island, así como en dos hospitales públicos: el Queens Hospital Center y el Harlem Hospital Center en Manhattan. Todos estarán ubicados en vecindarios con bajas tasas de lactancia materna.

Cuando se comparan las tasas de lactancia materna en la ciudad, las latinas tienen uno de los porcentajes más bajos cuando se comparan con mujeres caucásicas o blancas. Según cifras del DOHMH sólo el 21.3% de las hispanas alimentan a sus hijos exclusivamente con leche materna hasta las ocho semanas desde su nacimiento a diferencia del 44.1% de las blancas no hispanas.

Es bueno para la salud

Según han demostrado innumerables estudios médicos, y así lo recalcó la doctora Bassett, el acto de amamantar tiene muchos beneficios para la salud, no sólo para el bebé y sino para la madre también.

“Este es el alimento perfecto y más completo para el niño, sin mencionar que es muy conveniente. Esto los ayuda a protegerlos de muchas enfermedades porque los anticuerpos de la madre son transmitidos a través de la leche materna y los provee de una alimentación natural y muy nutritiva en sus primeros meses de vida”, dijo Bassett, quien añadió que lo ideal sería que una mujer alimente a su hijo únicamente con leche materna como mínimo por seis meses pero que lamentablemente eso no siempre ocurre.

“Para la mamá, esto también la protege de varias condiciones importante a lo largo de su vida. Se ha demostrado que las protege del cáncer de seno y las ayuda a perder las libras de más que ganaron cuando estaban embarazadas”, agregó Bassett.

Es ley en Nueva York

El anuncio hecho este miércoles por el DOHMH forma parte de la puesta en práctica de una nueva legislación, que entró en vigor en julio, que ha convertido a Nueva York en una de las primeras ciudades en la nación que proporciona este tipo de servicio a personas que visitan instalaciones públicas que pertenecen al gobierno municipal.

Hace exactamente un año, el alcalde Bill de Blasio firmó una ley (Intro. 1063-A ), que requiere que ciertas agencias municipales como el DOHMH, la Administración de Servicios para Niños y el Departamento de Servicios Sociales tengan disponible una sala de lactancia en varios edificios y lugares que ofrecen servicios al público. Con esto se busca asegurar que las madres que necesiten servicios de la Ciudad tengan fácil acceso a espacios donde se puedan extraer la lecha materna de forma privada.

Hasta la fecha se han abierto 30 lugares como estos. Incluso la sede principal del Departamento de Policía de Nueva York, el 1 Police Plaza, ya tiene uno.

Para julio de 2018, la ciudad debe publicar una lista de salas de lactancia en todas las oficinas gubernamentales, la cual estará disponible en la página web del DOHMH.

El New York City Civil Rights Law le da el derecho a las mujeres de amamantar en cualquier momento y en cualquier lugar público que deseen.

Con información de El Diario (NY).

Miaminews24.