¿Qué pasaría si John Taylor llega a ser presidente de la Fed?

691

(Miaminews24).- La semana pasada, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, se reunió con John Taylor, profesor de Economía en la Universidad de Stanford y experto en política monetaria.

Trump está buscando un posible sustituto para Yellen al frente de la Reserva Federal, y quién mejor que el padre de la regla que ayuda en la actualidad a los banqueros centrales a establecer los tipos de interés a corto plazo. Parece que Trump considera a Taylor como uno de los posibles para ocupar el trono de la Reserve Federal.

Taylor es un relevante economista que ha ganado gran parte de su fama por haber desarrollado una fórmula a comienzos de los noventa (conocida desde entonces como la Regla de Taylor) para determinar el tipo de interés de referencia apropiado para un banco central, teniendo en cuenta el tipo de interés natural (el tipo compatible con el pleno empleo y una inflación controlada), la inflación y la brecha del PIB potencial u output gap.

Esta fórmula dice que el tipo de interés establecido por la Fed debe ser igual al tipo de interés natural más, la inflación, más 0.5 multiplicado por la brecha de inflación y por la brecha de crecimiento potencial del PIB.

Los banqueros centrales comenzaron a usar esta fórmula como una de sus herramientas. La regla Taylor es útil porque suele ir por delante de los movimientos de la inflación. Su propia fórmula incrementa el tipo de interés real en 0,5 puntos porcentuales cada vez que la inflación sube un 1 punto porcentual. Es decir, si los precios suben un punto porcentual, los tipos de interés nominales a corto plazo establecido por la Fed suben en 1.5 puntos porcentuales si se sigue la regla Taylor.

Actualmente, la regla de Taylor recomienda un tipo de interés principal de refinanciación del 3.74%, en comparación con la horquilla del 1% a 1.25% que marca la Fed como objetivo.

Desde dentro de la Fed

Eric Rosengren, presidente de la Reserva Federal de Boston ha dejado entrever que no le preocupa que John Taylor, célebre economista de Stanford, llegue a ser presidente de la Reserva Federal e intente imponer su distinguida regla para fijar los tipos de interés principales marcados por el banco central. Rosengren cree que Taylor flexibilizará sus postulados para que su pensamiento encaje con el del resto del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés), según destacan desde la agencia Bloomberg.

«Creo que podemos trabajar en la mayoría de las circunstancias siempre y cuando haya pragmatismo respecto a cómo se piensa en su implementación», asegura Eric Rosengren, presidente del Banco de la Reserva Federal de Boston, el sábado en una entrevista, en la que también reiteró sus argumentos para elevar nuevamente los tipos de interés en diciembre pese al bajo nivel de inflación.

Rosengren habló durante una conferencia en Boston en la que Taylor y él intercambiaron opiniones opuestas en relación al tema de las normas de política monetaria.

John Taylor se ha entrevistado este mes con el presidente Donald Trump. Este encuentro tiene como objetivo tantear al economista como posible nuevo presidente de la Fed. Trump también estaría considerando para el cargo a Janet Yellen, la actual presidenta, cuyo mandato vence en febrero, a Jerome Powell, un gobernador de la Fed, al exgobernador de la Fed Kevin Warsh y a Gary Cohn, asesor económico de la Casa Blanca.

Taylor defiende su regla

Durante la conferencia, Taylor defendió su regla, pero reconoció que esta nunca pretendió atar de manos a las autoridades del banco central. Además, insinuó estar abierto a ajustar su estimación para el tipo de interés natural. Este, un componente fundamental de su fórmula, constituye el nivel teórico de tipos reales que mantendría estable el crecimiento y el empleo, nivel que según los expertos de la Fed y otros economistas probablemente haya caído desde la crisis financiera a niveles cercanos a cero.

«Para ser muy sincero, sus comentarios fueron bastante flexibles, razón por la cual no estoy muy preocupado», comenta Rosengren sobre Taylor. «La mayoría de los que terminan siendo presidentes, sin importar quiénes sean, tienden a pensar de manera un poco más flexible cuando deben tomar decisiones».

Rosengren asegura que es necesario seguir subiendo gradualmente los tipos porque el ajuste de los mercados laborales elevará los salarios y los precios a medio plazo, y los bancos centrales tienen como cometido anticiparse a los movimientos de los precios.

Tras reunirse el mes pasado, la mayoría de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto insinuaron que todavía apoyan aumentar los tipos en diciembre. Sin embargo, el acta de la reunión mostró que a varios de ellos les preocupa la inflación y que dijeron que lo que decidan en diciembre estará influido por los datos que lleguen durante los próximos dos meses.

Yellen, que pronunció un discurso en Washington el domingo, señaló que su «mejor suposición» era que la inflación no se mantendría baja y que seguir aumentando gradualmente las tasas estaba justificado por la fuerza actual de la economía estadounidense.

Miaminews24.