Hospital de UM lucha para obtener ganancias mientras gastos se disparan

961

(Miaminews24).- Una década después de que la Universidad de Miami comprara un hospital de 560 camas frente a su sede de la Facultad de Medicina en el downtown de Miami, la UM está luchando para obtener ganancias en esa instalación mientras que los gastos operativos se disparan y las admisiones de pacientes disminuyen.

Una reciente presentación de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por su sigla en inglés) de UM muestra que la universidad perdió $94.5 millones en el funcionamiento del hospital durante el año que terminó el 31 de mayo. Eso es más del doble de la pérdida de $45 millones del hospital durante el año anterior.

Sin embargo, por lo general, UM Health System o UHealth — incluidos Sylvester Comprehensive Cancer Center, Bascom Palmer Eye Institute y la práctica médica — sigue siendo rentable y ganó $83 millones en el 2017. El año anterior, las operaciones de atención médica obtuvieron $169 millones. Financieramente, la atención médica es una parte importante de UM, que generó aproximadamente el 50 por ciento de los ingresos totales de la universidad en el 2017, según lo muestra la presentación de la SEC.

Lisa Worley, vocera de UHealth, dijo que UM no tenía nada que agregar a la presentación de la SEC, que incluía un informe anual para la universidad y una información financiera separada sobre el hospital.

UM compró el antiguo Cedars Medical Center de la cadena de hospitales HCA en el 2007 por $260 millones, lo que despertó sospechas entre los expertos del hospital, que se preguntaban si la universidad había pagado demasiado por las instalaciones en comparación con compras similares en el sur de la Florida.

La compra también puso a UM en competencia con su socio médico académico desde hace mucho tiempo, el Jackson Memorial, que está al otro lado de la calle.

¿El principal culpable del bajo rendimiento financiero del hospital? Los gastos operativos, que aumentaron casi un 10 por ciento en el 2017 con respecto al año anterior, y un 28 por ciento desde el 2014.

A nivel nacional, los hospitales sin fines de lucro, como las instalaciones de UM, están viendo mayores gastos operativos y menores reembolsos de aseguradoras privadas y programas públicos, incluidos Medicare y Medicaid, según Moody’s Investor Service, una agencia de calificación crediticia.

Pero las admisiones de pacientes también se han reducido en el hospital de la UM.

La camas con licencia ocupadas disminuyeron del 81 por ciento en el 2016 al 63 por ciento este año, mientras que el número promedio de pacientes por día bajó a 322, el punto más bajo en cinco años.

Cuando las admisiones de pacientes disminuyen, los ingresos bajan, dijo Sal Barbera, un ex ejecutivo del hospital que enseña administración de la atención médica en Florida International University.

Cuando los gastos operativos aumentan y los volúmenes de pacientes bajan, los administradores del hospital deben administrar los costos laborales, dijo Barbera. La presentación de la SEC no revela la cantidad de empleados en el hospital de UM, pero en mayo los administradores universitarios comenzaron una ronda de despidos en las instalaciones.

Barbera señaló que muchos hospitales están viendo una caída en las admisiones y los ingresos de los pacientes. Pero también hay un aumento en las visitas ambulatorias que no requieren una estadía de una noche en el hospital. En el hospital de UM, los volúmenes de pacientes ambulatorios disminuyeron en el 2017 en aproximadamente un 4 por ciento con respecto al año anterior.

Con el ranking de atención médica entre las actividades más destacadas de la universidad en el sur de la Florida, el presidente de UM, Julio Frenk, anunció una reestructuración del equipo ejecutivo en junio, que incluyó nuevas responsabilidades para el CEO de UHealth, que luego renunció en agosto.

Este mes, UHealth anunció una reorganización de sus instalaciones de salud, consolidando UM Hospital, Bascom Palmer y Sylvester Cancer bajo una sola licencia hospitalaria para crear «un sistema de salud académico completamente integrado», dijo Worley.

Como parte del cambio, UM cambió el nombre del hospital UHealth Tower y ahora requiere que todos los médicos que ejercen allí sean parte de la facultad de la Facultad de Medicina Miller de la universidad.

Worley dijo que un hospital de «todos los profesores» era parte de la visión de UM cuando compró el hospital en el 2007.

Fuente: Miami Herald