Xi y May se reúnen en Pekín para dar continuidad a la «era dorada» de lazos bilaterales

933

(Miaminews24).- La primera ministra británica, Theresa May, se reunió hoy en Pekín con el presidente chino, Xi Jinping, para mostrar que la «era dorada» de lazos bilaterales, un término comúnmente usado por el mandatario chino a la hora de tratar con Londres, sigue siendo tal pese al futuro «brexit».

El encuentro, en la segunda jornada de la visita oficial de May a China, tuvo lugar en la Residencia de Jefes de Estado de Diaoyutai, un bucólico recinto de pabellones orientales y jardines en el oeste de Pekín donde la primera ministra señaló que los dos países deben «ampliar la sociedad estratégica global establecida».

Xi, por su parte, sugirió que ambas potencias trabajen en pos de «un sano y estable desarrollo de los lazos bilaterales en la nueva era», en un encuentro a puerta cerrada que se centró sobre todo en cuestiones globales como la amenaza nuclear norcoreana o problemas medioambientales, destacó la agencia oficial Xinhua.

May señaló al respecto que China y Reino Unido pueden trabajar juntos en este tipo de desafíos, como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y países que comparten una «mirada abierta al exterior».

En los minutos anteriores al encuentro, la primera ministra británica regaló a Xi una copia del documental sobre la vida marina Blue Planet II, presentado por Sir David Attenborough y con el que Londres quiere lanzar un mensaje a Pekín sobre la necesidad de preservar el medio ambiente oceánico.

El documental ha sido un éxito de público en China, con 80 millones de espectadores, especialmente a través de la red, y el regalo a Xi llevaba un mensaje personal de Attenborough al mandatario.

May ha querido dar a las cuestiones medioambientales un papel protagonista en esta visita, puesto que hoy también se informó de que los Gobiernos de China y Reino Unido han acordado luchar conjuntamente contra el tráfico ilegal de animales, especialmente en el caso de la compraventa global de marfil.

La agenda de la primera ministra del Reino Unido incluyó hoy visitas a dos de los lugares más emblemáticos de Pekín como son la Ciudad Prohibida, el antiguo Palacio Imperial y la Gran Muralla.

En la actual visita, con la que May ha querido mostrar un talante más abierto hacia China tras dos años de inicial distancia, se han firmado acuerdos empresariales por valor de más de 9.000 millones de libras (12.000 millones de dólares, 10.000 millones de euros).

Entre ellos destaca un préstamo del Banco de Desarrollo de China (CBC) al británico Standard Chartered de 1.500 millones de dólares (1.200 millones de euros) para financiar proyectos de las «Nuevas Rutas de la Seda», el programa global chino de inversión en infraestructuras.

El gigante petrolero BP firmó un acuerdo por valor de 750 millones de libras (1.060 millones de dólares, 850 millones de euros), y una de las principales plataformas chinas de comercio electrónico acordó la venta de productos británicos por valor de 2.000 millones de libras (2.800 millones de dólares, 2.200 millones de euros), informó un comunicado de la delegación británica.

El viaje de May, que comenzó el miércoles en la ciudad central de Wuhan, a orillas del río Yangtsé, proseguirá mañana viernes en Shanghái, la «capital» financiera y comercial de China, donde la inquilina del número 10 de Downing Street celebrará reuniones con empresarios de destacadas firmas del país asiático.

En su reunión con Li el miércoles, May logró del primer ministro el compromiso de que la relación entre las dos economías no se verá afectada por la salida británica de la Unión Europea, prevista para marzo de 2019.

Ambas partes también anunciaron que China permitirá la entrada de carne de vacuno del Reino Unido, levantando una prohibición que databa de la década de los años 90 por el «mal de las vacas locas», y ampliará el acceso de productos agrícolas y servicios financieros de las Islas Británicas al mercado chino.

Fuente: EFE

Miaminews24.