China y Trump, ¿cerca de una guerra comercial por el acero?

China y Trump, ¿cerca de una guerra comercial por el acero?

0 258

(Miaminews24).- China está advirtiendo al presidente estadounidense, Donald Trump, que tomará medidas si aplica fuertes aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, recomendó el fin de semana pasado que Trump imponga medidas contra los proveedores extranjeros de metales en nombre de la seguridad nacional, la última señal de una postura más dura sobre el comercio por parte del gobierno.

Trump tiene hasta mediados de abril para decidir qué hacer.

“Si la decisión final de Estados Unidos afecta los intereses de China, tomaremos las medidas necesarias para defender nuestros derechos”, dijo Wang Hejun, alto funcionario del Ministerio de Comercio de China, según un informe de la agencia de noticias estatal Xinhua emitido el sábado.

El breve artículo no proporciona más detalles sobre cómo podría responder Beijing. Las recomendaciones de Ross llegaron en medio de las fiestas por el Año Nuevo Lunar en China, cuando las oficinas gubernamentales y las empresas cierran en su mayoría durante una semana.

Los expertos advirtieron que es probable que las tensiones comerciales aumenten este año entre Estados Unidos y China, las dos economías más grandes del mundo, a medida que Trump decide cómo actuar sobre una serie de investigaciones que inició su gobierno el año pasado.

Ya impuso aranceles a las importaciones de paneles solares y lavadoras, que afectan a empresas en China y en muchos otros países. China y algunos otros grandes exportadores han presentado casos ante la Organización Mundial del Comercio por esa medida.

El temor de algunas empresas estadounidenses es que más acciones comerciales de Estados Unidos puedan llevar a Bejing a responder con medidas de ‘ojo por ojo’ contra empresas estadounidenses que dependen de su enorme mercado.

Desde la medida de Trump sobre paneles solares y lavadoras, China ha anunciado que está investigando las exportaciones estadounidenses de sorgo, un producto agrícola, e imponiendo medidas sobre el estireno, que se utiliza para fabricar productos de plástico.

Si Beijing realmente quisiera elevar la presión, los expertos dicen que podría tomar medidas contra las exportaciones estadounidenses de soya, de las cuales compró un valor de 14,000 millones en 2016, o contra aviones fabricados por Boeing. También podría dificultar las operaciones dentro de China de las principales empresas estadounidenses, como Apple e Intel.

Pero los líderes chinos también son conscientes de que cualquiera de estas medidas también tendría un impacto en su propia economía. Los agricultores chinos necesitan frijoles de soya estadounidenses para alimentar a su ganado, y la industria de la aviación en rápido crecimiento del país está ordenando muchos aviones Boeing para ayudar a satisfacer la demanda.

China, cuya economía se ha beneficiado tremendamente de sus esfuerzos agresivos para aprovechar el comercio global, preferiría evitar una disputa creciente con su mayor socio comercial.

El Ministerio de Comercio de China instó el sábado a Estados Unidos a “moderar el uso de herramientas de protección comercial y observar las normas multilaterales”, según el informe de Xinhua.

Wang, quien lidera la oficina de investigación y compensaciones comerciales del ministerio, dijo que los hallazgos del informe de Estados Unidos sobre el acero y el aluminio eran “sin fundamento”.

Los expertos externos están de acuerdo con eso hasta cierto punto.

Dijeron que la investigación de Ross no proporciona evidencia de que el acero importado sea un riesgo para la seguridad nacional de Estados Unidos y advirtieron que sus recomendaciones sientan un precedente peligroso.

Pero China ha sido criticada por analistas, grupos de la industria y funcionarios gubernamentales en los Estados Unidos y Europa por vender a precios artificialmente muy bajos acero y aluminio (dumping) en los mercados mundiales.

Cientos de sanciones de Estados Unidos han ayudado a reducir las importaciones de acero de China, pero no han obligado a China a seguir las reglas.

China ya no se encuentra entre los 10 principales exportadores de acero a Estados Unidos, pero ha sido acusado de enviar su acero a través de otros países, como Vietnam.

Fuente: CNNMoney

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder