Los Miami Heat perdieron juego crucial

Los Miami Heat perdieron juego crucial

0 41

(Miaminews24).- Los Miami Heat, aunque lucharon hasta el final, perdieron un partido crucial con los Sixers, y están a un juego de quedar eliminados.

El base australiano Ben Simmons consiguió el primer triple-doble en serie de fase final para un novato en casi 40 años y el escolta J.J. Redick anotó 24 puntos en el triunfo de los Sixers por 102-106 ante los Heat en el cuarto juego de la eliminatoria de primera ronda de la Conferencia Este.

Con esta victoria, a domicilio, los de Filadelfia lideran por 3-1 la serie al mejor de siete y el quinto partido se jugará el próximo martes en su fortín del Wells Fargo Center, donde puede conseguir el pase a semifinales.

Simmons aportó triple-doble de 17 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias y se convirtió en el primer novato en lograrlo desde que Earvin ‘Magic’ Johnson lo consiguió en 1980 con Los Ángeles Lakers.

El base australiano confirmó su condición de nueva estrella de la NBA y si las lesiones lo respetan puede entrar en la élite de los jugadores que hicieron historia en el mejor baloncesto del mundo.

Por su parte, el pívot camerunés Joel Embiid también fue decisivo en el triunfo de los Sixers al aportar un doble-doble de 14 tantos y 12 rebotes.

Mientras tanto, los jugadores europeos, el ala-pívot turco Ersan Ilyasova y el escolta italiano Marco Belinelli, mantuvieron su condición de hombres clave del banquillo de los Sixers al aportar 10 tantos cada uno y completar la lista de los siete que tuvieron números de dos dígitos.

Entre ellos también está el ala-pívot croata Dario Saric, que como titular aportó 11 tantos, ocho rebotes y dos asistencias.

Aunque los Heat lucharon hasta el final y estuvieron con todas las opciones de conseguir la victoria, los tantos decisivos desde el empate a 85-85 cayeron del lado de los Sixers, que de nuevo surgieron con su mejor baloncesto en la segunda parte.

El equipo de Filadelfia ha dominado a los de Miami después del descanso con marcadores de 74-43 en el primer partido; 61-57, en el segundo; 65-44, en el tercero y 50-41, en el cuarto.

Los Sixers también dominaron en el juego interior con 57 rebotes por 43 de los Heat, incluidos 17 ofensivos, que les dieron nuevas oportunidades de tirar a canasta.

Sin embargo, los Sixers no tuvieron su mejor control del balón al perderlo 27 veces, incluidas 17 en la primera parte, después de no haber más de 14 en cada uno de los tres partidos anteriores.

El equipo de Miami está a una derrota de quedar eliminado, pero en 1997 remontó una desventaja de 1-3 contra los Knicks de Nueva York.

Por los Heat el escolta reserva Dwyane Wade aportó 25 puntos que lo dejaron como el líder del ataque, mientras que el base esloveno Goran Dragic sumó 20 y el ala-pívot James Johnson consiguió 15, que no evitaron la derrota de su equipo.

Durante el juego, el alero Robert Covington empujó a Dragic, lo mandó al piso y hubo una serie de discusiones, pero dos árbitros, dos entrenadores de los Heat y algunos jugadores se acercaron para solucionar el problema.

También hubo una jugada peligrosa cuando Saric poseía el balón y fue golpeado por el alero Justise Winslow, en la confusión cuatro jugadores buscaron el balón en el piso.

El alero Josh Richardson tuvo la peor parte luego de que recibió un golpe de Embiid, y permaneció en la pista de juego durante algunos minutos, pero tuvo que retirarse a los vestuarios.

Winslow necesitó puntos de sutura para cerrar una herida sobre el ojo izquierdo, y Richardson, lesionado del hombro izquierdo, regresó para la segunda mitad del partido.

Fuente: EFE

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder