El congreso estadounidense busca soluciones a la crisis venezolana

282

(Miaminews24).- Una iniciativa del Congreso norteamericano espera dar respuesta a la situación de emergencia que viven tanto los venezolanos que se encuentran en el país como aquellos que se han visto obligados a emigrar por la crisis política, económica y social que se vive en la nación sudamericana.

En este sentido, un grupo de senadores de ambos partidos, encabezados por Robert Menéndez de New jersey y acompañado por Marco Rubio, Bill Nelson, John Cornyn,, Dick Durbin, David Perdue, Ben Cardin, Ted Cruz, Tim Kaine, Michael Bennet y Patrick Leahy, presentaron el “Proyecto de Ley para Alivio Humanitario de Venezuela, Reconstrucción, y Estado de Derecho de 2018″ para ampliar la ayuda humanitaria del Gobierno estadounidense y aumentar la presión económica, política y diplomática sobre el régimen venezolano para apoyar los esfuerzos del pueblo venezolano en la restauración de la democracia en el país.

“La legislación que proponemos es amplia e integral y tiene como fin dar respuesta a la difícil situación humanitaria, la crisis de la democracia y la violación de derechos humanos, como un reconocimiento a las personas que están huyendo del país, de forma masiva”, dijo Menéndez durante un encuentro con los medios desde el edificio Hart del Senado.

Según el legislador, la propuesta busca destinar 40 millones de dólares para la ayuda humanitaria mientras el Congreso apoya con legislación los intentos internacionales de responsabilizar a funcionarios venezolanos por cometer crímenes de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional en los Países Bajos.

De igual manera se asignan unos 15 millones de dólares de apoyo para defensores de la democracia y la sociedad civil en Venezuela.

“Queremos centrar nuestra atención en torno a los activistas y defensores de derechos humanos y de la democracia”- destacó Menéndez.

Otro punto importante de la resolución es fomentar la reconstrucción de Venezuela para lo cual piden la colaboración de los Departamentos de Estado, Hacienda y Justicia para que lideren esfuerzos internacionales a fin de congelar y recuperar los fondos en el exterior, de funcionarios gubernamentales venezolanos que incurrieron en actividades ilícitas y de corrupción.

“Apoyamos los esfuerzos del Departamento de Estado para que continúe insistiendo internacionalmente y con el resto de países para que no ignoren lo que está pasando en Venezuela”- añadió el parlamentario.

Según Menéndez, las sanciones contra individuos del actual gobierno de Venezuela están justificadas en las violaciones a los derechos humanos que comete el régimen de Nicolás Maduro.

“Por eso insistimos también en un esfuerzo hemisférico e internacional para poner presión a Maduro para que se produzcan los cambios necesarios y contener la violencia producto del narcotráfico y restaurar el orden democrático”.

El congresista demócrata sin embargo reconoció que cualquier iniciativa deberá contar con la venia del Ejecutivo para convertirse en ley.

“Actualmente apoyamos un esfuerzo para un Estado de Protección Temporal o TPS por sus siglas en inglés, que favorezca a los venezolanos que se encuentran en Estados Unidos por la situación política pero obviamente es el Presidente Donald Trump quien tiene la última palabra y la realidad es que con referencia al TPS, todos aquellos que están aquí, escapando de una situación difícil como también sucede en Centroamérica, hemos visto cómo esas posibilidades han sido canceladas por la actual administración y yo no estoy de acuerdo con eso”, señaló el Senador.

En otro sentido y en respuesta a las acusaciones del mandatario venezolano, durante su intervención en la 73 Asamblea de Naciones Unidas cuando dijo: “Hoy Venezuela es víctima de una agresión permanente en lo político, económico, mediático por parte de quienes gobiernan Estados Unidos”, Menéndez sostuvo que la actual situación económica de Venezuela es responsabilidad de Maduro y su régimen, que está usando el patrimonio nacional para oprimir a su propio pueblo.

«Las consecuencias económicas que vive Venezuela, vienen de un Estado que está fallando en todos los sentidos en detrimento de la economía y el bienestar de su pueblo y Estados Unidos está con el pueblo pero no con el régimen venezolano», aclaró.

El Proyecto de Alivio Humanitario para Venezuela, ya se ha introducido y cuenta con un amplio apoyo de miembros del Senado y de la Cámara de Representantes.

«Esperamos tener un apoyo significativo porque el tiempo es esencial para promover esta iniciativa legislativa y que la mayoría en el Senado entiendan de que el tiempo urge para hacerlo lo más pronto posible», sentenció el legislador.

Paralelamente, el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes se reunió para considerar la legislación 1006 al que DIARIO LAS AMÉRICAS también tuvo acceso, que condena el deterioro de la situación en Venezuela y la crisis humanitaria que ha ocasionado afirmando su apoyo a la legítima Asamblea Nacional de Venezuela en el exilio y al reporte presentado por la Organización de Estados Americanos en el que se señala a Nicolás Maduro de ser responsable de crímenes lesa humanidad y pide acciones urgentes a los países de la región para que apoyen el regreso de Venezuela al camino democrático.

 

Fuente:DLA