Capitán de barco secuestró y amenazó a sus pasajeros en Florida

233

Lo que debió ser un día placentero se transformó en un hecho aterrador -que duró 18 horas- debido a que el capitán de una embarcación chárter se pasó de tragos, se puso violento y amenazó con una pistola y con arrojarlos por la borda a unos viajeros.

Carlo Lopeparo había decidido salir de pesca con su familia y unos amigos, por ello solicitaron los servicios de Mark Bailey (36 años), quien era el capitán del bote pesquero Double Marker, para ir hacia el Golfo de México, así lo reseñó newsweek.com.

Al principio todo estaba saliendo tal y como lo habían planificado, conversó con Bailey y acordaron un pago de 2.000 dólares por el viaje. El problema vino después ya que el capitán del barco empezó a ingerir bebidas alcohólicas y se emborrachó, informó el Sarasota Herald Tribune.

Lopeparo, quien es oriundo de la localidad de Bradenton en la Florida, indicó que siete horas después de haber iniciado la travesía, Bailey se embriagaba cada vez más con ron y cerveza, incluso uno de los pasajeros, Christopher Giuffre, dijo que lo había visto inhalar cocaína y fumar marihuana antes de disparar en la cubierta superior.

El informe del Departamento de Policía de Sarasota dice que entre los incidentes que ocurrieron en el viaje se encuentran:

A un adolescente, Jason Rialmo, (15 años), un tío le pidió una cerveza y le dijo que la tomara del cubo del capitán en la segunda cubierta. El chico lo hizo, Bailey se molestó y le dijo que la regresara. El joven creía que no lo decía en serio y bajó la escalera, enseguida el hombre tiró de una cadena que tenía en su cuello, la cual rompió. El tío al saber del incidente junto a Lopeparo discutieron con Bailey.

Luego el capitán volvió a pelear con otro de los viajeros, Christopher Giuffre (23 años), a quien llamó a la segunda cubierta. Allí lo amenazó con una pistola, diciéndole:  «¿Crees que eres un tipo duro? Tengo un 9 mm y podría hacerte explotar a todos ustedes (explosivo) «, informó heraldtribune.

Después de sacar a Giuffre , realizó entre 4 a 7 disparos al aire, declararon los pasajeros a la policía. Estos hechos acaecieron cerca de las 9:30 pm,. Después de esto, los viajeros le rogaron al Bailey que los llevara al muelle, el estuvo conduciendo en círculos hasta que Lopeparo le pagó 1,600 dólares por el viaje y le dio una propina de 400 dólares al primer oficial. A pesar de haber cancelado el viaje siguió durante unas dos horas manejando el bote en círculos.

Transcurrido ese tiempo volvió al muelle y allí lo estaban esperando al menos doce policías y guardacostas.

Ahora la Guardia Costera de los Estados Unidos  confirmó que está realizando las pesquisas del incidente con las declaraciones que dieron los pasajeros al Departamento de Policía de Sarasota, quienes arrestaron a Bailey por navegar bajo la influencia y resistir el arresto. Él pagó la fianza y espera los resultados de la investigación, según lo que arrojen podría perder la licencia y el bote.

Fuente: Miami Diario