Tribunal panameño concedió arresto domiciliario a Ricardo Martinelli

755

El tribunal panameño a cargo del caso del ex presidente Ricardo Martinelli, tomó la decisión de excarcelarlo este miércoles 12 de junio, al cumplirse un año de su detención provisional y dos años de su captura en Miami. Martinelli, fue dotado de un arresto domiciliario por cual permanecerá preso en su casa ubicada en Altos del Golf, Panamá.

Desde la entrada de la residencia, Martinelli −vestido de jeans, abrigo y bufanda− levantó su mano derecha para dirigirse a los medios de comunicación. Para este viernes ya se ha fijado una audiencia de apelación.

«Es un avance, pero esperábamos país por cárcel. Bueno, es un avance», comentó Linares de Martinelli, al salir este miércoles de la sala de audiencia.

A cambio, Ricardo Martinelli tendrá la medida cautelar de depósito domiciliario. Tendrá prohibido salir del país sin autorización judicial, conceder entrevistas y mantener contacto con las víctimas y querellantes.

«Parcialmente hemos logrado algo… Estamos en un sistema que nos permite operar mejor como defensa», dijo Alfredo Vallarino, abogado de Martinelli. Según Vallarino, la decisión del tribunal fue unánime.

Carlos Carrillo, coordinador del equipo legal, anunció que apelará, por considerar «excesivas» las medidas impuestas por el tribunal.

La audiencia de apelación será el próximo viernes 14 de junio. La fiscalía y los querellantes también han anunciado una apelación.

La detención de Martinelli fue ordenada el 21 de diciembre de 2015 por el pleno de la Corte Suprema de Justicia y posteriormente ratificada en varios fallos.

El tribunal estuvo deliberando sobre este tema desde las 6:00 p.m. del martes. Supuestamente retornarían a las 9:00 p.m., pero la deliberación se mantuvo hasta las 4:40 a.m. del miércoles.

El Tribunal de Juicio está conformado por los jueces Roberto Tejeira (presidente), Arlene Caballero (relatora) y Raúl Vergara (tercer juez), quienes previamente se declararon competentes para conocer la solicitud que presentó la defensa.

Sin embargo, Carlos Herrera, abogado de la víctima y querellante Mauro Zúñiga, presentó una reconsideración, argumentando que el tribunal no era competente.

Herrera indicó que para solucionar esa petición de la defensa deberían presentar un habeas corpus ante una instancia superior al tribunal de juicio.

«Es una burla a la justicia, a las víctimas, al pueblo en general», fue la reacción del perredista Mitchell Doens, una de las víctimas de los pinchazos.

El dirigente no descartó que este cambio de medida cautelar va a afectar la continuidad del proceso. Por ello, Doens dijo que se va a revisar con detenimiento la decisión adoptada por el tribunal de juicio en el caso de los pinchazos para luego tomar las medidas correspondientes.

Balbina Herrera, otra de las víctimas de los pinchazos, confirmó que en efecto se va a apelar la decisión del tribunal de juicio en este caso.

«Para nosotros sí hay peligro de fuga», afirmó Herrera para quien, a su juicio, los jueces no buscaron otro elemento más que el tiempo que Martinelli estuvo detenido para conceder el cambio de medida cautelar.

Fuente: La prensa.