Robaron datos de personas y empresas de la Caja de Ahorro de Canadá

341
A Caisse populaire Desjardins sign is seen in Montreal on Tuesday, June 18, 2019. THE CANADIAN PRESS/Paul Chiasson

La mayor red de cajas de ahorro de Norteamérica, la canadiense Caisse Desjardins, comunicó que su base fue hackeada y con esta los datos de 2,7 millones de personas y 173.000 empresas, siendo robados por un empleado. Las transacciones sospechosas vienen desde el año pasado y tras meses de investigación se dio con el empleado calificado como “desleal”.

El fallo de seguridad fue descubierto por la Policía el pasado 14 de junio, después de que Caisse Desjardins denunciara en diciembre de 2018 que había detectado una transacción sospechosa pero sin sospechar que estaba relacionada con el posible robo de datos confidenciales.

Tras meses de investigación, la Policía descubrió el robo de la información por parte del empleado.

La red de cajas de ahorro subrayó que ese delito no fue fruto de un ataque cibernético, sino de las acciones de un empleado “desleal”.

Los datos hurtados incluyen nombres, direcciones, fechas de nacimiento, números de la seguridad social, correos electrónicos e información sobre las transacciones de los clientes.

Caisse Desjardins también dijo que las contraseñas y los números de identificación personal no han sido distribuidos.

El presidente y consejero delegado de la red de cajas, Guy Cormier, explicó en una rueda de prensa en Montreal que el empleado que accedió de forma ilegal a la información y la distribuyó posteriormente ha sido detenido por la Policía y ha sido despedido.

“Un empleado decidió traicionar a otros empleados. Estoy indignado”, declaró Cormier, quien subrayó que ese trabajador “fue despedido rápidamente, su estratagema fue desmantelada y nunca pudo ponerse en práctica”.

Caisse Desjardins aseguró que ha aplicado medidas de seguridad adicionales para proteger los datos de sus clientes y que contactará de forma individual con cada una de las personas y empresas afectadas.

Entre las medidas que ha adoptado está un servicio de vigilancia de la historia crediticia de los clientes durante 12 meses que será costeado por Caisse Desjardins.

La Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) de la provincia de Quebec, donde está basada Caisse Desjardins, afirmó en un comunicado que el robo era “muy grave”, pero que estaba satisfecha con las medidas adoptadas.

“AMF está satisfecha con las acciones tomadas hasta la fecha por el Grupo Desjardins para proteger los intereses y activos de sus clientes. Sigue teniendo confianza en que los directores de la institución hayan manejado la situación con el debido rigor, transparencia y urgencia”, destacó.

Fuente: Noticias24.