Mujer atropelló a su hijo jugando la “gallina” con su camioneta

287
referencial

En Texas, Estados Unidos, una madre jugaba con sus tres hijos a la “gallina” con su camioneta y terminó atropellando al menor, de tres años. La mujer fue arrestada el pasado jueves.

La madre quiso poner a prueba quién era el más valiente. El popular juego -en EE.UU.- de la gallina consta de dos coches que se lanzan el uno contra el otro, a toda velocidad. El juego lo pierde quien se aparta primero.

En un video captado por cámaras de vigilancia en su apartamento en el Condado de Harris, se ve a Lexus Stagg, de 26 años, conduciendo en reversa mientras sus hijos corren hacia la parte delantera de su camioneta Lincoln Navigator 2006, según un comunicado de prensa del fiscal del Distrito del Condado de Harris, Kim Ogg.

Tras detenerse, la mujer inició el juego sin avisar y comenzó a avanzar hacia los niños. El comunicado relata que dos de ellos se apartaron del camino del vehículo, pero el menor de ellos, Lord Renfro, de tres años, fue atropellado.

El documento indica que el niño quedó atrapado debajo del neumático derecho de la camioneta de dos toneladas y media. Como Stagg no se detuvo de inmediato, la llanta trasera del vehículo golpeó nuevamente al niño, informó.

“Los autos no son juguetes, y jugar a la gallina con tus hijos no es un juego”, declaró Ogg a KTRK.

Según The Washington Post, los fiscales revelaron que en un inicio Stagg le dijo a las autoridades que Lord corrió detrás de su coche cuando ella retrocedía y que pensaba que había chocado contra una banda de frenado. Sin embargo, al revisar la grabación salió a la luz la grave negligencia de la madre.

La tragedia ocurrió a las 19:00 horas del 11 de junio y Stagg fue arrestada el pasado jueves. Al día siguiente la fiscalía del distrito anunció que habían acusado a Stagg de homicidio criminal negligente u homicidio por imprudencia. Si fuera condenada, enfrentaría hasta 10 años de prisión.

Stagg perdió la custodia de sus otros dos hijos en 2013, según confirmaron los Servicios de Protección Infantil. Los otros dos sobrevivientes han sido retirados de su hogar y ahora viven con otros miembros de la familia.

Fuente: La república