Empresas buscan alternativas ante relación USA – China

0
108

A pesar de las estrategias economicas llevadas a cabo por el gabinete presidencial de Donald Trump, diversas empresas siguen recurriendo a paises asiáticos, evadiendo los aranceles impuestos por importación de productos chinos y obtando por una variable igualmente barata.

La tendencia, que ha surgido durante más de un año de negociaciones comerciales no concluyentes entre Washington y Beijing, continuó hasta mayo, según los datos publicados el miércoles por la Oficina del Censo.

Durante los primeros cinco meses del año, Estados Unidos importó 12% menos productos de China respecto al mismo período del año anterior. Pero las importaciones desde Vietnam aumentaron un 36%; desde Taiwán, un 23%; desde Bangladesh, un 14%, y desde Corea del Sur, un 12%.

Los aranceles de Trump han hecho que los bienes de consumo como gorras de béisbol, maletas, bicicletas y bolsos que se fabrican en China sean más caros para los importadores estadounidenses. Los impuestos también han afectado a una variedad de maquinaria y productos industriales, incluidas piezas para lavavajillas, lavadoras, secadoras y filtros de agua.

Trump dijo la semana pasada que las conversaciones están “de regreso” y que los nuevos aranceles están en suspenso después de reunirse con el presidente chino, Xi Jinping, en la conferencia del G20 en Japón.

Pero los dueños de negocios estadounidenses se sobresaltaron en mayo cuando la administración elevó los aranceles sobre 200 mil millones de dólares en productos del 10% al 25%, con el argumento de que China había incumplido los acuerdos anteriores. Trump también amenazó con imponer nuevos aranceles a las importaciones chinas restantes, que afectarían a teléfonos inteligentes, juguetes, calzado y pescado.

El presidente ha sugerido que Beijing aceptará un acuerdo porque los aranceles que impuso a los productos chinos están afectando los negocios. “China está siendo completamente diezmada por compañías que se están yendo de China, yendo a otros países, incluido el nuestro”, dijo en una entrevista con CNBC el mes pasado.

Pero no está claro si las empresas están cambiando la producción de forma permanente fuera de China, o si simplemente están desviando los productos para su procesamiento mínimo antes de ser enviados a Estados Unidos. La agencia de aduanas de Vietnam dijo que comenzaría a tomar medidas enérgicas contra los productos de origen chino reetiquetados ilegalmente como “Hechos en Vietnam” por empresas que intentan evitar los aranceles estadounidenses, según un informe de Reuters.

No siempre es fácil encontrar proveedores fuera de China que puedan fabricar el mismo producto con la misma calidad y por un precio más barato. Es un proceso que puede llevar meses, o incluso años. En cambio, un importador puede decidir absorber el costo, apostando a que Trump levantará los aranceles más temprano que tarde. También pueden optar por transferir el costo a los consumidores.

Cap America, con sede en Missouri, importa una mayoría de sus gorras de béisbol de China y las borda en Estados Unidos. La compañía está intentando que un nuevo proveedor en Bangladesh evite los aranceles, pero esos pedidos solo representarán alrededor del 20% de las importaciones totales este año mientras prueban su calidad. “No puedes simplemente chasquear los dedos y cambiar de producción. Es un proceso definido”, dijo el director ejecutivo Phil Page.

Alrededor del 40% de las empresas encuestadas en mayo por la Cámara de Comercio de Estados Unidos y su contraparte en Shanghai dijeron que están considerando o ya han reubicado algunas manufacturas fuera de China debido a los aranceles. Respecto a aquellos que ya han movido la producción, alrededor de un cuarto se trasladó al sudeste asiático. Menos del 6% dijo que se han mudado o están considerando mudarse a Estados Unidos.

Aunque las importaciones de países fuera de China han aumentado significativamente este año, parte de la producción ya se estaba moviendo fuera de China a lugares con salarios aún más bajos mucho antes de que Trump comenzara a imponer aranceles. Las importaciones estadounidenses de países como Vietnam y Corea del Sur han aumentado constantemente en la última década a medida que esos países han aumentado la fabricación de prendas de vestir y productos electrónicos, respectivamente.

Taiwán y Corea del Sur están más enfocados en artículos de alta tecnología como semiconductores, pero Vietnam y Bangladesh todavía ofrecen salarios competitivos, lo que los convierte en lugares atractivos para hacer artículos de consumo como ropa y zapatos.

Fuente: CNN español